Las tres cosas que nunca vuelven

  Actualidad

Las tres cosas que nunca vuelven

El desperdicio de la vida consiste en el amor que no se ha compartido, en la prudencia que evitando el dolor impide alcanzar la felicidad. En la vida hay tres cosas que no vuelven atrás: la palabra ofensiva, la oportunidad perdida y el sueño anterior. La vida es agradable, la muerte es pacífica, es la transición la que es problemática. Los mejores recuerdos son aquellos que al contarlos nos sacan una sonrisa, no están en las fotos ni en la mente, sino en nuestro corazón. Si hacemos un pacto de olvido dejemos claro si usted está inconforme con los recuerdos que le atan a mí. Venga, yo se los recibo, pero eso sí, tiene que devolverme cada beso y sueño robado y solo así podremos tener un pacto de olvido.

Javier Valarezo Serrano