No se para tres bocas

  Actualidad

No se para tres bocas

$ 17 millones facturan por esa operación los pequeños; Petroecuador manifiesta, en cambio, que se ahorraría $ 30 millones.

Sistema. La forma de amarre de los barcos impide la navegación.

No toda la verdad está dicha en relación a los megabuques que quieren entrar a la terminal de Tres Bocas, cuyo caso pasa por la justicia.

El juez Gustavo Guerra Aguayo aclaró el jueves a Petroecuador que la medida cautelar interpuesta por el alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, contra la licencia ambiental que autorizaba el ingreso a los buques de 40.000 toneladas -porque constituyen un almacenamiento flotante y ponen en riesgo el ecosistema del área de reserva y a la comunidad-, y que fue acogida, no evita la operación de los buques de hasta 15.000 TRB (toneladas de registro bruto) que operan en la actualidad.

Sobre “la objeción que concretamente presenta EP Petroecuador sobre la falta de licenciamiento ambiental, incluso para las operaciones que ya se venían ejecutando, debe dejarse en claro que, dado que el proceso de licenciamiento ambiental de la estación Tres Bocas no ha sido agotado, hay que entender que las operaciones de aquella terminal de transferencia se encuentran todavía en proceso de regularización ante la autoridad ambiental nacional conforme lo dispone la normativa jurídica vigente; en consecuencia, las operaciones que se venían efectuando en buques de hasta 15.000 TRB, pueden continuar realizándose en la Terminal de Tres Bocas”.

Por tanto, no existe riesgo de desabastecimiento, como ha insinuado Petroecuador, según la providencia del juez.

La junta de Manejo Participativo Comunitario ‘Manglares Don Goyo’, la Asociación de Usuarios del Manglar Cerrito de los Morreños y la Asociación de Producción Pesquera del Manglar Cerrito de los Morreños también se opusieron a la llegada de estos barcos. El juez tomó en cuenta sus opiniones, según consta en la ampliación del fallo del jueves, a la que tuvo acceso Diario EXPRESO.

No solo veían riesgos en la operación, sino también en el tiempo que demorarían los barcos tapando el acceso a sitios de pesca y recreación.

Operan tres empresas

Jorge Loor Quevedo, asesor de Gerencia de Transporte de la petrolera estatal, contestó a Diario EXPRESO que los barcos de las compañías Oceanbat, Transfuel y Marzam, al día, descargan por lo menos 1 buque. En promedio 10 barcos por semana y que el cambio a barcos grandes significaría una optimización de las operaciones.

Pascuales sin más capacidad

Según expertos, no se han realizado trabajos en la terminal de Pascuales para incrementar la capacidad de bombeo desde Tres Bocas; tampoco ha subido la capacidad de almacenamiento en Pascuales, “por lo que aumentar el tamaño de los buques no genera una mayor eficiencia, pues desde Pascuales despachan por camiones. Lo que va a generar es una mayor permanencia de los buques de 40.000 toneladas con los que se pretende operar y un pago de demoraje, que resulta un costo adicional para Petroecuador.

Los chicos de doce horas

Ahora las empresas que descargan en Tres Bocas tienen buques de una capacidad promedio de 7.000 toneladas, doble casco y con licencia ambiental cada nave. Bombean unos 2.600 galones por minuto y permanecen en operación alrededor de 12 horas, porque la terminal tiene autorización para trabajar de día. Estos buques pequeños tienen de 24 a 25 tripulantes ecuatorianos cada uno.