Actualidad

Tintes de final en la ‘Caldera’

Luego de 675 días del último encuentro entre ambos clubes del Astillero en la ‘Caldera’, el renovado George Capwell será testigo -en gran parte- del destino que podría tomar esta segunda etapa.

Tras la pugna ‘formal’, se vaticina dramatismo e intensidad durante los 90 minutos.

Terminó la espera y se acabó el tiempo de los dimes y diretes. Hoy, a las 16:00, vuelve a jugarse el partido más importante del fútbol ecuatoriano. Luego de 675 días del último encuentro entre ambos clubes del Astillero en la ‘Caldera’, el renovado George Capwell será testigo -en gran parte- del destino que podría tomar esta segunda etapa.

Difícil hallar un favorito. La casa azul llega en su mejor racha de la temporada y los toreros como el único líder y finalista del torneo.

Emelec busca restarle directamente a Barcelona e igualarlo en la cima para quedarse con este semestre y forzar una final. Al Ídolo los tres puntos le significan un ‘handicap’ valioso ante los eléctricos para no repetir la definición del 2014.

Las cámaras de Tv captarán los duelos dentro de la cancha. Desde Ángel Mena con Gabriel Marques, Jonatan Álvez con Gabriel Achilier, hasta Brayan Angulo con Darío Aimar, pero el más pintoresco será la caza de Pedro Quiñónez hacia el creativo Damián Díaz. Viejos conocidos.

Quiñónez será el encargado de incomodar al argentino en la circulación de la pelota y evitar que dispare de media distancia. Díaz, quien regresa tras cumplir cuatro fechas de suspensión por incidentes con el arbitraje de Carlos Orbe, sabe lo que es marcar en la ‘Caldera’ de los eléctricos, donde nunca ha perdido.

Aunque son pocos los que se atreven a inclinarse por un candidato, en el análisis, Barcelona salta al campo con una leve ventaja para esta tarde: gracias al proceso.

El uruguayo Guillermo Almada es DT de Barcelona desde 2015. Su idea de juego lleva desarrollándose por un tiempo más prolongado que la de su eterno rival. Son el club más goleador y el menos batido del torneo.

Su compatriota, Alfredo Arias, aún no suma seis meses al frente del Bombillo, pero la evolución desde su llegada es notoria. Debutó con una derrota y fue goleado en Ambato (ante Mushuc Runa), pero hoy depende de lo que hagan sus dirigidos en cancha para forzar una final en diciembre contra el rival de hoy.

La expectativa es gigante para el choque 213 entre azules y amarillos. Tras la pugna ‘formal’, se vaticina dramatismo e intensidad durante los 90 minutos. Hoy, solo uno alimentará su esperanza: la del tetracampeonato o la estrella 15.