Tame movera a Guayaquil los vuelos de Nueva York y Florida

  Actualidad

Tame movera a Guayaquil los vuelos de Nueva York y Florida

Volar al Puerto Principal es más económico que a Quito - La empresa pública reduce sus gastos y ajusta su presupuesto para ser rentable en 2017

Tame moverá a Guayaquil los vuelos de Nueva York y Florida

La luz de alerta se encendió en Tame. La aerolínea estatal inició un proceso de optimización de gastos y reducción de costos. Mover rutas de Quito a Guayaquil es una de las estrategias para enfrentar la ‘turbulencia’.

Los vuelos de Quito a Nueva York y Fort Lauderdale (Florida) pasarán al Puerto Principal. ¿La razón? El 75 % de la demanda de esos viajes es de pasajeros del austro y la Costa.

La gerencia detectó, además, otro punto: los costos en el aeropuerto Mariscal Sucre de la capital son más altos que en el José Joaquín de Olmedo.

Paola Carvajal, titular de la aerolínea estatal, destaca, también, la competencia de la empresa de bajo costo, Jet Blue. Desde el 21 de febrero, esa línea aérea operará desde Quito a Fort Lauderdale. El mismo día, Tame incrementará las rutas que salen desde Guayaquil.

Durante un conversatorio con medios de comunicación, en Quito, la exministra de Obras Públicas dijo que trasladar las rutas es una modificación para reducir pérdidas.

En 2014, según sus datos, el balance de la empresa fue negativo en 48 millones de dólares. Para 2015, la pérdida fue de 10 millones.

La reducción se logró, según tres gerentes de la empresa, por la optimización que inició en septiembre. Desde ese mes, se recortaron 30 millones de dólares en los egresos.

¿Cómo? Hay al menos cinco vías identificadas: renegociar con proveedores, buscar socios, suspender vuelos, disminuir frecuencias y recortar gastos. En personal, por ejemplo, se desvinculó a 76 empleados por el cierre de agencias.

Sobre la suspensión de vuelos, desde diciembre, se retiraron dos rutas nacionales y tres internacionales. Quito-Sao Paulo fue suspendido porque generaba pérdidas de más de 10 millones de dólares al año. (ver cuadro).

Para este año, con un presupuesto de 250 millones de dólares y gastos por encima de los 270 millones, la aerolínea espera vender cuatro de sus 17 aviones. También terminará el contrato de arrendamiento de dos aeronaves.

Una de las estrategias será, resaltó Carvajal, la alianza con un socio privado. Actualmente se definen las herramientas para acogerse en la Ley de Alianzas Público-Privadas y buscar una compañía que, a más de inyectar capital, “ayude a Tame a ser más eficiente”.

La alianza que se concretaría este año, permitirá que el déficit, en 2016, no sea de 10 millones de dólares.

Aunque no hay más detalles del proceso, Tame espera que la alianza permita, por ejemplo, reducir los costos de mantenimiento de las aeronaves para mejorar la rentabilidad.

Otra estrategia será apuntar a nuevos clientes. Hasta ahora, Tame enfocaba su servicio al sector público. Con la reducción de gastos del Estado, su principal usuario decreció. Por eso, habrá más beneficios para clientes corporativos y turísticos. La meta es que la empresa genere ganancias en 2017.