Actualidad

El talento guayaquileno se hara sentir en festival lojano

Loja se prepara para el evento más esperado del año, el primer Festival Internacional de Artes Vivas. La tensión es palpable, pues el evento, desde que se anunció, provocó polémica en los círculos culturales y contó con voces a favor y en contra.

La Fábrica exhibirá la danza ‘El síndrome de Ulises’.

Loja se prepara para el evento más esperado del año, el primer Festival Internacional de Artes Vivas. La tensión es palpable, pues el evento, desde que se anunció, provocó polémica en los círculos culturales y contó con voces a favor y en contra.

Al respecto, el ministro de Cultura, Raúl Vallejo, ha dicho que este evento, uno de los más grandes en realizarse a nivel nacional, tiene como fin ‘descentralizar la cultura’, alejándolo de las ciudades principales del Ecuador.

Sin embargo, a horas de su inicio, todo eso ha quedado atrás. Son varias provincias las que han contribuido con la construcción de la programación que se presentará a lo largo de los diez días del evento.

Guayaquil no se queda atrás. En el festival, donde intervendrán afamados grupos como Odin Teatret de Dinamarca y La Candelaria de Colombia, la urbe tendrá cuatro representantes; La Fábrica, con ‘El síndrome de Ulises’, Teatro del Cielo con ‘Bruma’, el actor Michy Zelaya con ‘Encallao’, y los estudiantes de la fundación Beatriz Parra, con la ópera Serva Padrona.

Esta última, que se pondrá en escena el lunes 21, se presentará ante estudiantes de escuelas y colegios, algo que la soprano Beatriz Parra señala como “de vital importancia”.

En la puesta en escena participarán los cantantes líricos Fabián González y Karen Bohórquez, un mimo y un pianista.

“Nos sentimos muy honrados con la invitación, pero sobre todo, estamos orgullosos de que sea para público joven, porque es una manera de transmitir la belleza de la ópera a las nuevas generaciones”, señaló.

Parra añadió que, más allá de las voces a favor o en contra, el festival es una iniciativa necesaria y que llena un vacío cultural que le faltaba al país.

Con ella concordó Zelaya. El actor participa hoy en la plaza San Sebastián con una obra que mezcla ballet, box, mimo corporal y teatro clown.

“Más allá de la política, lo importante es que se generen espacios para el arte”, dijo.

El artista añadió que su obra, que ha recorrido varios países, es cómica y apela a público de todas las edades.

El martes 22, el escenario será de Aníbal Páez y Nathalie Elgohul. Ambos directores de La Fábrica, un espacio dedicado a la danza, retomarán el protagonismo en ‘El síndrome de Ulises’, después de seis años de haber dejado atrás el proyecto.

La obra nació mientras Elgohul vivía en Bélgica y cobró forma cuando volvió al país.

“Es una pieza que trabaja con la migración, con los paisajes emocionales que recorre el migrante. Es una obra que tiene danza, pero también expresión corporal y que está fuertemente ligada a lo audiovisual”.

La última pieza guayaquileña en presentarse será ‘Bruma’. Esta se exhibirá el jueves 24. Se trata de una cómica obra que analiza los conflictos que atraviesa el ser humano frente a la burocracia, la falta de comunicación y el abuso de poder.

Para saber

- Apertura

Como parte del evento está contemplada la inauguración del Teatro Benjamín Carrión de Loja, que tiene capacidad para 1.000 espectadores.

- Presentaciones

Veinte de las obras que se exhibirán fueron escogidas por un proceso de curaduría y siete por invitación.

- Escenarios

A más de los teatros, algunas obras se presentarán en las plazas San Sebastián, El Valle, La Cultura y el parque Jipiro.