Sube la apuesta por el turismo

  Actualidad

Sube la apuesta por el turismo

El Ministerio de Turismo busca dar un impulso “importantísimo” al sector, empezando desde lo interno. Para ello ya trabaja en una propuesta.

Sube la apuesta por el turismo

La meta está trazada, pero el cómo aún genera dudas. El Ministerio de Turismo busca dar un impulso “importantísimo” al sector, empezando desde lo interno.

Para ello ya trabaja en una propuesta. El viceministro de Turismo, Carlos Larrea, dijo a EXPRESO que tienen previsto iniciar con una Gran Feria Turística Nacional, cuyo objetivo fundamental es romper estacionalidades, conseguir mayores ocupaciones hoteleras y reducir precios, lo que permita a la gente viajar.

¿En qué consiste la propuesta? Larrea explicó que se busca eliminar la “estacionalidad”, de manera que los hoteles estén llenos todos los días del año y no solo en feriados o por vacaciones de la Sierra y la Costa. Precisó que los alojamientos del país tienen en promedio un 70 % de desocupación, y es objetivo es cambiar esta realidad.

El segundo punto es que los hoteles tengan una ocupación plena durante todo el año, para lo cual se busca establecer paquetes turísticos que abarquen varias alternativas de alojamiento. El tercer punto es lograr que todo sea bueno, bonito y barato, pero con calidad.

“Tenemos que romper los precios que al momento existen en el mercado. Lo que sucede es que la gente no viaja porque es demasiado caro hacerlo en el Ecuador”, manifestó.

El viceministro dijo que esto va de la mano con el ingreso del turismo foráneo. Indicó que al momento al país ingresan 1,4 millones de extranjeros al año.

Ahora, el Ministerio de Turismo está empeñado en conseguir que haya 16 millones de visitantes, es decir que por cada ecuatoriano debe haber un turista foráneo, explicó.

“Nuestro gran objetivo es el 1x1, es decir que por cada ecuatoriano haya un turista extranjero viniendo al Ecuador al año”, recalcó.

¿Qué opinan los sectores involucrados? El director ejecutivo de la Federación de Hoteleros del Ecuador, Diego Utreras, considera que la propuesta es buena, por eso el sector hotelero la respalda de manera unánime.

“Este planteamiento que ha estructurado el Ministerio de Turismo nace de una situación que vive el sector hotelero a nivel nacional. Tenemos una baja ocupación, que se agravó aún más en 2015 y 2016. Ese último año fue el más crítico”, acotó.

Sin embargo, todavía quedan dudas sobre la aplicación de la propuesta.

Richard Dávila, presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Turismo Receptivo del Ecuador (Optur), declaró a este Diario que la iniciativa del Ministerio de Turismo es buena, pero hasta ahora no tiene claro cómo se va a realizar.

¿Cuáles son las dudas? El dirigente afirmó que una de ellas es el tema del backoffice (herramienta tecnológica para digitalizar los procesos de las agencias). Otra: ¿quién va a operar los paquetes turísticos?

Él contó que han tenido varias reuniones para hablar sobre la Gran Feria Turística Nacional, pero “no hay claridad”.

Sigue la campaña ‘All you need is Ecuador’

El viceministro de Turismo, Carlos Larrea, sostuvo que en la agenda de trabajo planificada está continuar en el exterior con la campaña ‘All you need is Ecuador’.

“Esta campaña publicitaria se mantendrá durante 2017 como una forma de promocionar el país”, afirmó.

La campaña enfatiza en los elementos diferenciadores: ningún país del mundo puede decir que lo tiene todo en un solo lugar y tan cerca, como Ecuador. Sin embargo, anunció que ya se está pensando en una nueva forma de promocionar a Ecuador en el exterior. Dijo que se trabaja con empresas para analizar el mejor mecanismo de difusión.

La atención, un tema por mejorar

Una mala atención significa perder clientes. No solo uno, pues este replica su mala experiencia a tres más y, de réplica en réplica, más aún ahora con la tecnología y la facilidad con la que se expanden las comunicaciones, en especial las noticias negativas, ese cliente insatisfecho puede convertirse en decenas de potenciales visitantes con dudas para venir.

Por estos días, la empresa pública Tame ha dado una clara muestra de lo negativo que puede llegar a ser un mal servicio en la credibilidad de la marca.

A raíz del suceso registrado el viernes pasado con el vuelo 173 que cumplía la ruta Quito-Cuenca-Quito, la imagen de la compañía se ha visto duramente golpeada. Ese día los pilotos desistieron de aterrizar por dos ocasiones en Cuenca, alegando problemas meteorológicos y regresaron a Quito, donde se solicitó a los pasajeros abandonar la nave para dar paso al proceso de compensación.

En su mayoría los pasajeros bajaron, pero 32 de ellos se quedaron en la aeronave a manera de rechazo y para exigir que se cumpla con el compromiso de la línea aérea, que era llevarlos hasta Cuenca.

La aerolínea acusa a los pasajeros de una “actitud disruptiva” y de provocar “perjuicios a las operaciones de otras rutas y a los demás pasajeros que confiaron en Tame EP para viajar a sus destinos”.

En redes sociales llovieron las críticas a la empresa, señalando especialmente el maltrato recibido por parte de la tripulación y los representantes de la compañía.

La respuesta de las autoridades, en voz de Jorge Wated, presidente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas del Ecuador (EMCO EP), fue informar de cambios administrativos en la línea aérea Tame. No se conocieron más detalles, solo que los pilotos de la aerolínea cuestionaron la “inestabilidad” de la dirección y el malestar que esto provoca.