Sobresaltos y ansiedades

  Actualidad

Sobresaltos y ansiedades

El sobresalto, la ansiedad, los corrillos generados entre padres de familia a partir de noticias que nos hablan de los riesgos que los niños y adolescentes corren en estos tiempos, nos hacen postergar una trilogía de notas que aparecerán a partir de nuestra próxima entrega.

Creemos que antes que analizar y comentar, conviene orientar la conciencia del padre de hoy para que estando alerta no se convierta a su vez en un generador de angustias.

Parecería que si no está el asunto en las redes, no existe. En efecto, la aparición de sectas suicidas que se promueven, que enganchan y animan a los adolescentes para sus fines, tienen ya historia, y sobre esto hemos venido alertando en charlas a nuestros padres de familia desde hace ya más de 20 años.

Es verdad que la noticia nos conmueve y moviliza, pero más importante que enmascararla, bloquearla, resulta ser el que la sepamos enfrentar como padres de cara a nuestros hijos.

¿Por dónde pueden llegar a niños y jóvenes estas tentaciones y adicciones que van desde el llamado al suicidio, al consumo de drogas, al sexo temprano y hasta el llamado amor virtual?, ¿Acaso no es por los celulares y “tablets” que entregamos indiscriminadamente y a edades tempranas? ¿Tienen los niños y jóvenes que manejan estos artilugios la responsabilidad y madurez que se requiere para elegir lo bueno y lo malo? ¿Lo conveniente o inconveniente? ¿Lo sano y lo dañino?

Pero más que eso, solo la supervisión constante, el trabajo en el interior de cada mente y corazón, enseñándoles a discernir, a cuidarse y a prevenir, nos garantizará que nuestros hijos o tutorados actúen correctamente.

En un interior sano, fuerte espiritualmente y cargado de valores, los riesgos no florecen; por ello, antes que batir lanzas contra la tardía difusión de noticias, volquémonos a formar, y no solo con palabras, a nuestros hijos y estudiantes.

El ejemplo cuenta, el acompañarlos dándoles soportes emocionales y axiológicos, los blinda, y el sentirse amados y escuchados los prepara frente a la multiplicidad de riesgos que hoy pueden encontrar al hacer un clic o al virar la esquina.