Los semaforos suman congestion al transito

  Actualidad

Los semaforos suman congestion al transito

Los embotellamientos por la detención constante del flujo de vehículos, causados por la falta de sincronización de los semáforos, son uno de los principales problemas del tránsito en Guayaquil.

Malestar. La desincronización de los semáforos genera congestión en avenidas como la Machala, aquello obliga una mayor presencia de agentes.

Los embotellamientos por la detención constante del flujo de vehículos, causados por la falta de sincronización de los semáforos, son uno de los principales problemas del tránsito en Guayaquil.

Hay inconvenientes incluso en avenidas como Quito y Machala, que por su amplitud deberían tener un flujo constante. Pero este se frena en intersecciones con las calles Clemente Ballén, 10 de Agosto y Alcedo.

Huancavilca, que es una calle de desahogo vehicular, también tiene esos inconvenientes.

Otro sector en que resulta complicado circular, sin necesidad de que sea en horas pico, es la avenida 25 de Julio y su intersección con Ernesto Albán.

Aunque esa falta de sincronización la heredó la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) cuando asumió la competencia en agosto de 2015, no faltan las críticas a la entidad por la demora en los correctivos.

El gerente general de la ATM, Andrés Roche, ha explicado que existen siete diferentes marcas de controles de semáforos en Guayaquil.

Afirma que aquello impide una planeación adecuada de ingeniería de tránsito, la aplicación de planes semafóricos, de acuerdo a la situación real del tránsito; y que resulta imposible sincronizar los equipos.

“Hay otras desventajas, como las ampliaciones o mejoras que complican y encarecen el mantenimiento de la actual infraestructura de semáforos de la ciudad”, remarcó.

Y eso sin contar con los frecuentes apagones que se producen en la época de lluvias.

En ese contexto, la entidad busca concretar la integración de los semáforos de Guayaquil, con un concurso que fue convocado la semana pasada.

El fin es seleccionar un proveedor que efectúe el suministro, instalación e integración de equipos para la red.

Este proyecto, una vez ejecutado, integrará las marcas y modelos compatibles con el sistema NEMA (organismo responsable de estándares industriales comunes usados en el campo de la electricidad), que no están comunicados.

Eso permitirá una optimización del sistema y con ello un eficiente tránsito vehicular.

El concurso prevé que la implementación se realice en un plazo de 10 meses y una operación asistida de otros seis.

Entre las soluciones previstas están: mejorar la movilidad del tránsito; crear corredores viales que aseguren tiempos promedios de viaje; y la integración de los principales sistemas semafóricos sin depender de un solo proveedor.

La ATM espera que este proceso permita que se integre cualquier marca de equipo que cumpla con las normas técnicas y, que a la vez, la comunicación sea sin restricciones.