Actualidad

Seccionales (I)

Antes de la presidencia 2021, están las seccionales 2019. Tengamos esto claro, el puesto en la Alcaldía o Prefectura es tanto un fin en sí mismo como un medio. Un medio para medir fuerzas entre los actores políticos. Un medio para delimitar el terreno. La victoria de Cynthia Viteri como alcaldesa de Guayaquil es un mínimo necesario para la postulación de Nebot dos años después. Si pierde las seccionales, no hay mañana socialcristiano. Pero el desafío es un poco más ambicioso que el cantón. El objetivo es establecerse como el líder indiscutible en Guayas y con amplio apoyo en la costa. Si bien no es una empresa menor, hay un factor que juega a su favor: el debilitamiento de su mayor contrincante. La ruptura del correísmo equivale a incertidumbre, confusión y hartazgo por parte de sus votantes. Tomemos dos elementos para el análisis: (i) ya sea de AP o MANA, el candidato probablemente hará campaña solo. En el primer caso, porque Lenín no va a desgastarse en marchas ni proselitismo; su falta de interés en la “continuidad de su partido” es evidente. En el segundo, porque por su bienestar judicial, Correa no regresará al país. En un país de caudillos, la falta del líder en la tarima, puede ser determinante; (ii) AP y MANA se acabarán entre ellos. Los primeros sacarán los trapos sucios del otro, y los alfaristas continuarán con su discurso de traición. El partido de Nebot es lo opuesto. No hay anuncio de candidatura donde Jaime no esté, ni comande: liderazgo, fortaleza, orden y cohesión. Ese es el mensaje para el público. Aprovechen. Que, si se matan entre ellos, hasta Manabí es ganable. La siempre correísta-fiel Manabí es un lindo premio. Especialmente por su capital simbólico. En esta carrera no veo a CREO haciéndole frente. Hasta el momento, los posibles nombres de sus candidatos han tenido que ser ‘googleados’. Sin embargo, aplaudo su decisión de competir, y más importante aún, de hacerlo solos. Nada de alianzas que al final del día se viran. En política no hay camino rápido o pase directo pero, si los tengo que felicitar por algo, es por su decisión en Quito. ¿Por qué? Eso lo examino el próximo viernes.