Santiago Guarderas piensa su rol para las elecciones seccionales de 2023

  Actualidad

Santiago Guarderas piensa su rol para las elecciones seccionales de 2023

El alcalde de Quito intensifica sus apariciones públicas. Las estadísticas no son sus mejores aliadas. La reparación vial es vista como un puntal

Guarderas- quito- elecciones
Postura. En las últimas semanas el alcalde Guarderas se ha hecho más visible en eventos de diversa índole.Gustavo Guamán/EXPRESO

Le han planteado, pero dice que por ahora no es lo que le quita el sueño. En Quito siguen apareciendo precandidatos a la Alcaldía de la ciudad y, a juzgar por el incremento y la estética de sus apariciones públicas en las últimas semanas, el alcalde Santiago Guarderas está a nada de subirse en la ola de los aspirantes, si es que ya no lo hizo.

Solo en la última semana ha hecho más de una decena de apariciones públicas y el formato de su comunicación tanto en las redes sociales como en otras plataformas disponibles ha cambiado de manera notable. No hay actividad o ‘noticia positiva’ en la que el alcalde no sea etiquetado, haya o no haya estado presente.

Además de su equipo de trabajo, en cada evento lo acompaña un grupo de comunicadores que registra en video e imagen cada movimiento que, aunque él lo niega, va tomando las características del candidato.

Un cercano al funcionario le dijo a EXPRESO que todavía está en análisis una posible candidatura, pero que sin duda hay una estrategia para hacerlo más visible independientemente de lo que suceda en los comicios seccionales que se avecinan.

WhatsApp Image 2022-04-10 at 17.05.24

Recusación tiene seis meses paralizado el juicio de Yunda

Leer más

¿Le han propuesto buscar la Alcaldía en las seccionales de 2023? “Me lo dicen, pero yo prefiero seguir trabajando por la ciudad y ya habrá más tiempo (para pensarlo)”, dijo el alcalde a este Diario sin especificar desde qué actores o sectores le habrían acercado las propuestas.

Vamos a ver (si hay candidatura). Lo que veo con alegría que las obras que ofrecimos se están cumpliendo.

Santiago Guarderas,
​alcalde de Quito

Guarderas llegó a la Vicealcaldía de la mano de Unión Ecuatoriana, listas 19, junto a Jorge Yunda Machado, pero esa organización política ya fue eliminada del Registro de Partidos del Consejo Nacional Electoral (CNE) por sus bajas votaciones.

Es decir, iría sin partido o movimiento que lo auspicie como les sucede a la gran mayoría de la casi veintena de nombres que suenan para dirigir a la capital por los próximos cuatro años.

Las cifras tampoco lo acompañan. Las encuestadoras afines al correísmo le daban a inicios de este año un margen de credibilidad del 12 % y un 42,5 % calificó como mala la gestión del Municipio que fue asumido por Guarderas en septiembre de 2021.

Un reciente estudio de la encuestadora Click Report, de marzo pasado, ratifica que apenas un 15,53 % de capitalinos está conforme con el actual alcalde de la ciudad y más del 80 % dice que lo mejor sería tener un cambio de autoridades.

Para intentar levantar la imagen propia y del Municipio, que ya acarreaba niveles bajos de credibilidad desde su antecesor, Guarderas apunta con énfasis a la reparación de vías, especialmente de sectores alejados del hipercentro de la ciudad, pero con una importante densidad poblacional como Chillogallo, en el sur de Quito, Calderón y Carcelén, en el norte.

WhatsApp Image 2022-04-07 at 16.20.07

Una ciudad tomada por el Vandalismo

Leer más

Siguiendo la línea de la anterior administración, la actual gestión municipal también ha centrado su atención en la rehabilitación de espacios deportivos. En el inicio de las intervenciones viales, así como en la entrega de equipos la presencia de Guarderas es ineludible.

Alguien que conozca la ciudad

Los capitalinos prefieren que el próximo alcalde de Quito sea una persona con experiencia en política. Eso fue lo que contestó el 66 % de los consultados por Click Report.

Están más interesados (66 %) que quien dirija los destinos de la ciudad sea alguien que conoce sus problemas, que una persona que sea catalogada como un excelente profesional.

El 55 % prefiere que el futuro alcalde tenga una buena relación y sea apoyado por el Gobierno central, antes de que se declare opositor.