Actualidad

Una sanidad que llega débil al coronavirus

Expertos señalan que el país no está listo para enfrentar un pico de contagios. En el Guasmo hay saturación. Ayer se registró 1 muerto y 57 casos más

A1-6503689 (16503689)
El Hospital General del Guasmo Sur es que designado para aislar a los pacientes graves que necesitan hospitalización Agencia (ag-expreso)AMELIA ANDRADE / EXPRESO

Un sistema de salud desabastecido y colapsado. Ese es el estado sanitario con el que tendría el país que afrontar un repunte de casos por COVID-19, según expertos consultados por EXPRESO. Los especialistas coinciden en que los hospitales no cuentan con camas suficientes para atender a casos graves ni los especialistas con insumos para protegerse de la pandemia.

La primera alerta la dio el pasado 30 de enero el doctor Ernesto Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana en una entrevista con este Diario, cuando todavía el país sospechaba que un ciudadano chino podía tener la enfermedad.

5e723c46531e1

Coronavirus: 168 casos positivos y 1 nuevo fallecido en Ecuador

Leer más

“Si nosotros llegásemos a tener más casos, por la falta de espacio y por la falta de equipos, va a ser mucho más difícil controlarlo”, señaló Carrasco. Pese a estas declaraciones, Salud mantuvo su postura de que el país estaba preparado para enfrentar la crisis.

Un mes y medio después, el 15 de marzo, y ya con 37 casos confirmados el alcalde de Quito, Jorge Yunda, mandó otra alerta: suspensión total del espacio público, restricción total de circulación de vehículos y cierre de terminales de terrestres. ¿La razón? “Nuestro sistema de salud no va a poder responder en el caso de que se dispare este pico”, justificó el alcalde un día después.

Estas alertas empezaron a manifestarse ayer en el Hospital del Guasmo Sur. Según pudo conocer este Diario, el centro médico ya registra una saturación por la llegada de los nuevos casos. A tal punto que empezó a mover alrededor de 80 enfermos de otras patologías menos graves a otro hospital, con la finalidad de despejar espacio para recibir a más pacientes positivos por coronavirus.

Alberto Narváez, epidemiólogo y expresidente de la Federación Médica Ecuatoriana, explica que esta falta de respuesta de la que hablaba el alcalde Yunda se dará, principalmente, por la ausencia de camas en las Unidades de Terapia Intensiva del país y por equipamiento relacionado al tratamiento sintomático que se le debe dar a los pacientes graves. Tal como sucede en Guayaquil.

“Se prevé que hasta fin de este mes haya más de 3.000 casos, de esos 3.000, de 500 a 600 necesitarían hospitalización y la mitad, unos 300, necesitarán cuidados intensivos con respiradores y ventiladores. Algunos no solo van a necesitar oxígeno, sino los equipos de ventilación negativa y no tenemos eso. Además, según información de compañeros médicos, no hay más de 200 ventiladores en todo el país en las zonas de terapia intensiva y estas son esenciales”, señala el doctor.

El especialista explica que las Unidades de Terapia Intensiva (UCI) de los hospitales ya están llenas de personas con otras patologías. “Tenemos casos de neumonía por influenza A H1N1, H2N3 e influenza B porque estamos atravesando una epidemia por esas influenzas también. En Ecuador tenemos alta prevalencia de tuberculosis y otras enfermedades, por lo que se prevé que haya un número alto de personas que necesiten cuidados intensivos y no hay suficientes en el país”.

donación sangre

La Cruz Roja recibe donación de sangre de los cadetes de la Policía

Leer más

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud, cada hospital debería tener un 10 % de camas destinadas a cuidados intensivos.

En Ecuador, la cifra total de camas hospitalarias asciende a 24.359, según cifras del (INEC), 1.183 de ellas son para UCI, lo que significaría que hay un déficit aproximado de 1.252 camas para cuidados intensivos.

Grafico (1)
InfografíaEXPRESO

En el caso de Guayas, provincia que acumula la mayor cantidad de casos de coronavirus (128), solo hay 357 camas para UCI de las 601 que aproximadamente debería tener según el calculo de la OPS.

aeropuerto

Caso vuelo Iberia: Viteri puede ser procesada legalmente por desobediencia

Leer más

El doctor Hugo Romo, intensivista, cree que esas cifras no son reales. “En Quito, entre el Eugenio Espejo, el IESS Sur, el Andrade Marín y los privados no llegan ni a 150 camas. Y no todas esas tienen ventilación. Además, unidades de terapia intensiva hay en pocos sitios de la provincia”. El INEC registra que en todo Pichincha hay 334 camas para UCI.

Para el doctor Luis Sarrazin, exministro de Salud, el problema va más allá de las camas. “Han despedido a personal diciendo que es administrativo y era personal activo. La vigilancia epidemiológica en Ecuador es incipiente, peor que en la época de 1900 y así enfrentamos el problema. Aparte de eso, con errores gravísimos como el de la exministra de Salud, que cerró el Neumológico en Guayaquil. No tenemos capacidad para recibir enfermos en caso de que se produzca un pico por COVID-19. No tenemos dónde ubicarlos”, precisa.

EN DETALLE

Falta de insumos para médicos

Los médicos consultados por este Diario también denuncian que el personal sanitario del país carece de insumos médicos básicos para su propia protección.

WhatsApp Image 2020-03-18 at 17.56.06 (1)

Coronavirus en Ecuador: La red se satura por el teletrabajo

Leer más

"Los internos residentes y los médicos están comprando con su propio dinero equipos de protección. Ese es el otro problema que el Gobierno no está tomando en cuenta. Por cada profesional que se infecta, y que tenga que hacer cuarentena, es perder a una persona en la primera línea de combate y eso es malo. Podría llegar a haber muertes de profesionales sanitarios, como en otros países", explica Narváez.

El doctor Romo también ha sido testigo de ello. "Se necesita equipo de protección personal para médicos, enfermeras y todo el personal sanitario. No podemos pedir a los médicos y enfermeras que arriesguen sus vidas y la de su familia si no les damos a la protección adecuada".

Sin camas

En provincias como Bolívar, donde ya se reportan dos casos no hay camas destinadas para terapia intensiva, según el INEC. En Manabí, en cambio, hay hospitales, como el de Manta, que aún no han sido reconstruidos totalmente luego del terremoto de 2016.