Actualidad

Sanguinetti: “Controlamos la ansiedad planteando objetivos cortos”

Ayer, después de la práctica, el estratega dialogó con EXPRESO sobre lo que siente en la recta final del torneo.

Sanguinetti: “Controlamos la ansiedad planteando objetivos cortos”

El uruguayo Guillermo Sanguinetti prefiere proyectar sus objetivos semana a semana, sin fijarse en lo que hagan los demás planteles. Según el director técnico del Delfín de Manta, es la forma más efectiva de mantener la concentración de sus dirigidos, cuando están tan cerca de conseguir un título que sería histórico. Sin embargo, los problemas cada vez se multiplican por culpa de las lesiones y él tiene que adaptarse a cada caso. Ayer, después de la práctica, el estratega dialogó con EXPRESO sobre lo que siente en la recta final del torneo.

- Emelec quemó uno de sus partidos pendientes con Barcelona y no pudo superar a Delfín en la tabla. ¿Lo mira como un paso más hacia el título?

- En realidad no lo tomamos en cuenta. Nosotros solo pensamos en nuestros cinco partidos restantes. Además, no solo es Emelec, también están muy cerca Deportivo Cuenca, Independiente del Valle, El Nacional y Macará. Lo que sí tenemos muy pendiente es que se darán muchos cruce entre todos y eso dejará puntos en el camino. Por eso, nuestro objetivo es sumar la mayor cantidad y llegar a la última fecha con posibilidades de ganar la etapa. Insisto, el resultado del partido de Emelec y Barcelona no cambia para nada nuestra planificación, independiente de que nunca estuve de acuerdo con postergar encuentros que se pudieron jugar en su momento.

- ¿Siente presión debido a que podría conseguir algo histórico, tanto para el equipo como para la ciudad?

- No. Nosotros ya superamos los objetivos que nos planteamos al inicio de temporada. A mitad de año clasificamos a la Copa Libertadores y ganamos la etapa. Esto último, de ganar una fase, ni estaba planteado dentro de las metas, así que lo que venga será ganancia. Sin embargo, aclaro que a medida que pasamos la segunda etapa se reforzó la idea de seguir manteniéndonos como lo hicimos en la primera y de conseguir el título. Lógicamente soñamos con eso y jugamos a muerte para conseguirlo.

- ¿En qué cambia la recta final de la segunda etapa, con relación a la primera?

- En la primera etapa pudimos jugar prácticamente con el mismo equipo, salvo por alguna suspensión o lesión leve. En esta segunda etapa hemos tenido muchos problemas con lesiones de jugadores importantes. Eso complica porque no tenemos una plantilla larga. Tenemos muchos juveniles, pero cuando hemos tenido que cambiar, ha sido con jugadores de diferentes características de quienes salieron. Entonces hemos tenido que amoldar el equipo según el partido, las ausencias y las características de los jugadores.

- ¿Modificará las cargas físicas ante la cantidad de lesionados?

- En esta parte del torneo tenemos que bajar las cargas para quienes han tenido más problemas a lo largo de la segunda etapa, pero con el resto todo sigue igual. Estas cosas pasan cuando no paras durante todo el año debido al calendario y tu nómina no es muy amplia. Aquí tienen ventaja los clubes con plantillas amplias porque pueden dar descanso a varios jugadores y llegar bien a la recta final. Mientras, los equipos que tenemos una plantilla corta debemos tratar de jugar con los mismos porque son los que nos hacen fuertes. Entonces, como dije, para contar con ellos siempre, hay que hacer un trabajo diferenciado.

- ¿Siente que existen nervios o ansiedad en el plantel por la posibilidad de conseguir el título sin jugar la final?

- Al alcanzar los objetivos iniciales nos tranquilizamos, pero con el correr de la segunda etapa el objetivo se volvió conseguir el título sin necesidad de la final. Aunque, todo eso lo tomamos con calma, jugando semana a semana. La forma de controlar los nervios es no mirar o imaginar lo que pueda pasar al final del campeonato, sino en lo que pasa este fin de semana. Vamos con objetivos cortos, partido a partido. A veces caeremos, como sucedió con Liga de Quito, pero en otras nos levantaremos.

- ¿Cómo recuperó anímicamente al grupo de jugadores después de la goleada que recibió ante Liga de Quito?

- Haciéndoles ver que son partidos que pueden darse. Esos accidentes pueden aparecer con un equipo al que le sale todo y tú estás en una mala tarde. No es que contra Liga de Quito Delfín se desordenó o regaló la cancha. Cometimos errores puntuales, salimos mal y en los primeros minutos se pusieron 2-0. Es verdad, fue llamativo perder así (5-1) porque no estábamos acostumbrados. Sin embargo, fue una tarde en la que el otro equipo estuvo muy bien. Les insistí en que esas coincidencias a veces nos ha tocado a favor y esa vez fue en contra. Los jugadores lo entendieron y volvieron a enfocarse en la meta final.

- ¿Ya renovó su contrato?

- Estamos en conversaciones con los directivos. Mi contrato termina en diciembre, pero me gusta la idea de dirigir en la Copa Libertadores. Hemos hecho un buen trabajo y entendemos que sería importante jugar el torneo internacional.

- ¿Ha pedido a la directiva que mantenga este equipo para la siguiente temporada?

- Sería bueno mantener la base, pero siempre se darán cambios, tanto para la salida de jugadores como para la llegada de nuevos. Hay que pensar en todos los aspectos.

- Empiezan los sondeos para transferencias. ¿Cómo mantiene concentrados a los jugadores?

- Lamentablemente, uno no está en la cabeza del jugador. En ese sentido sabemos que los empresarios manejan posibilidades, algunas ciertas y otras no, pero en definitiva producen mareo en ciertos jugadores. Les sacan de su cotidianidad. Tratamos de hablar con todos en que tenemos que estar concentrados y evitar esas cosas que suelen suceder cuando se terminan los campeonatos.