Samanes 7 le hace frente a la inseguridad con un comite

  Actualidad

Samanes 7 le hace frente a la inseguridad con un comite

Es el primer club barrial de la ciudadela. Lo crearon con el fin de reducir los últimos delitos registrados. El robo a mano armada es la mayor infracción.

Acto. Los moradores sugirieron a los policías incrementar los controles de seguridad.

El robo de accesorios a un vehículo y los dos asaltos a mano armada, registrados la semana pasada en diversos puntos de la ciudadela Samanes 7, ubicada en el norte de Guayaquil, motivaron a los moradores de esta etapa a reunirse para establecer su primer comité barrial. Una agrupación que nunca antes ha existido, según precisaron los vecinos.

La actividad se desarrolló la noche del pasado martes, en las inmediaciones de la fundación Casa del Hombre Doliente, situada en la manzana 2222.

Iván Rodríguez resultó electo como presidente; Héctor Silva, vicepresidente; Mirian Moreira, secretaria, y Carol Holguín, tesorera. En tanto que los vocales fueron: Zoila Alcívar, José Rodríguez, Ximena Ruiz, Jonathan Mancheno y César Sotomayor.

El presidente, en su primer acercamiento con los vecinos, mencionó que coordinará los requerimientos que se acordaron con los residentes, la noche del pasado lunes, cuando la comunidad precisamente se reunió para hablar de la inseguridad y los efectos que la problemática ha generado. Por ejemplo, el hecho de vivir con miedo.

“Queremos establecer cerramientos de manzanas e instalar cámaras en los lugares más críticos. Necesitamos erradicar la delincuencia. No podemos vivir más así”, dijo Rodríguez a EXPRESO, quien anhela que a través de este comité haya más unión con los vecinos y poder andar tranquilamente en esta ciudadela donde viven cerca de 1.500 familias.

A la cita acudieron alrededor de 100 personas y policías del subcircuito 3 de Samanes, liderado por el capitán Christian Sarmiento, jefe del circuito Samanes del distrito Florida.

Piedad Romero, una de las asistentes, manifestó que desde hace seis meses caminar por los diversos sectores de la ciudadela a cualquier hora del día, se ha vuelto una actividad “peligrosa”. Lamentó que entre los afectados por los atracos de la semana anterior haya estado su hija, a quien le arrebataron su celular mientras se dirigía a su trabajo.

“Ella es enfermera y sacó el teléfono en la calle y de repente dos hombres aparecieron en una motocicleta y se lo quitaron”.

Otra afectada es Ximena Ruiz, moradora de la manzana 2224. A ella dos sujetos le sustrajeron la memoria y otros accesorios de su vehículo. “Esperamos que con la creación del comité se reduzcan los problemas, pero también queremos que la autoridad escuche este clamor que lo venimos exigiendo hace 20 años”.

Testimonios como los de Romero y Ruiz fueron parte de las quejas que expusieron los moradores a los agentes, quienes mediante una proyección dieron una serie de recomendaciones de seguridad donde instaron a los vecinos a usar el chat comunitario.

Según Sarmiento, el robo de celulares y a transeúntes son los mayores delitos que se registran en el vecindario. “Los delincuentes aprovechan que los vecinos andan solos y los atracan. Esperamos la unión de las demás manzanas y vecinos para que compartan sus requerimientos”, dijo.

Durante la actividad, que se extendió por más de dos horas, los moradores coincidieron en que uno de los problemas que más les preocupa es un terreno abandonado ubicado entre el perímetro del barrio y un sector conocido como Voluntad de Dios.

El espacio no cuenta con iluminación y se observan decenas de fundas de basura esparcidas y varios animales que han hecho del sitio su hogar. “Lo peor es que es una zona de tránsito donde los ladrones entran y salen por ahí cuando roban”, se quejó Édgar Cañarez, morador.

A juicio de José Sánchez, otro residente, este lugar también sirve como un punto de encuentro para el consumo y venta de drogas. “El sitio se presta para ello. Hay dos entradas, una peatonal y otra para los vehículos”, añadió.

Los vecinos sugirieron la creación de una Unidad Comunitaria de Vigilancia (UVC) como una de las soluciones para paliar esta problemática. “Por eso el viernes (mañana) realizaremos una nueva reunión y haremos la gestión, ya sea dirigida al Municipio o al Estado”, subrayó el presidente del comité.

Problema

Policía insta a no usar tricimotos

El robo de celulares y a peatones son los delitos que se cometen con mayor frecuencia en la ciudadela. Sin embargo, a decir del capitán Christian Sarmiento, jefe del circuito Samanes, algunos choferes de tricimotos de sectores aledaños llegan al sitio para cometer delitos en las unidades. “Recomendamos por eso no utilizar este medio de transporte. Y no por discriminarlos, sino porque hay quienes están haciendo mal uso del medio. Tenemos denuncias”, dijo, al adelantar a EXPRESO que en los próximos días y a fin de frenar la problemática, realizarán operativos junto a la ATM y la policía.