Ruben Salazar: “Las medidas son positivas, pero aun deben concretarse”

  Actualidad

Ruben Salazar: “Las medidas son positivas, pero aun deben concretarse”

Corporación Favorita fue una de las 114 compañías que a inicios de junio firmaron un pacto con el Gobierno para invertir $ 9.435 millones.

Entrevista a Rubén Salazar, gerente corporativo de Corporación Favorita.

El nuevo paquete de medidas económicas y, la Ley de Fomento Productivo ya en vigencia, son alicientes para que Corporación Favorita retome su ritmo de trabajo y de inversión ($ 750 millones en los próximos 5 años) que había estado ralentizado en los últimos años. Así lo asegura Rubén Salazar, su gerente corporativo, quien aprueba las buenas señales económicas que ha empezado a dar el Gobierno. La expectativa ahora, dice, es que estas lleguen a concretarse.

- Han pasado casi tres meses del pacto de inversión que ustedes (la empresa privada) y el Gobierno suscribieron, ¿qué avances ha habido luego de esa reunión?

- Con la apertura que hemos tenido del Gobierno, con esta tranquilidad que ahora sentimos, yo creo que hemos dado ya un paso gigante en nuestra planificación, que antes era muy del día a día o se armaba de forma momentánea. Hoy ya tenemos una planificación marcada para los próximos 5 años, donde sabemos qué es lo que efectivamente podemos ofrecer al país. Sin embargo, también a la par hemos venido mapeando aquellas dificultades que hemos tenido para llegar a concretar estas inversiones.

- ¿Y cuáles son estos problemas. La Ley de Fomento, las medidas económicas no lo resuelven?

- Es cierto que, con estas medidas, no todo se podrá solucionar de un momento a otro. Yo creo que será necesario sentarnos en una mesa para trabajar en conjunto ciertos temas pendientes. Algo que todavía sentimos son los cambios normativos y regulatorios, los trámites y requisitos que se piden a las empresas para tener un permiso de construcción, importación, lo mismo pasa con las regulaciones del INEN, Mipro, cosas que vienen cambiando permanentemente y ese cambio no nos permite saber con claridad qué es lo que nos tocará cumplir a futuro.

- Y particularmente, ¿cómo les afecta esto, lo tienen medido?

- No tengo el dato exacto, pero para que tenga una idea, nosotros al año requerimos realizar cerca de 3.000 trámites en temas de normativa para regular los permisos de funcionamiento. Sin que cambie algo. El local no es que se ha movido, sigue haciendo la misma actividad económica. Todo eso encarece nuestros procesos administrativos.

- En la Asamblea se ha aprobado un proyecto que podría resolver el problema de la tramitología...

- Bueno sí, eso es parte del proceso, de la apertura que estamos viendo. Se han dado señales positivas también en este tema ye estaremos vigilantes de que se cumpla.

- Pese a eso, han puesto en marcha la inversión de $ 750 millones que se comprometieron a realizar...

- Solo este año invertiremos $ 150 millones. De enero a agosto ya hemos abierto 12 locales nuevos (dos de ellos remodelados). La planificación para el resto del año es de 8 locales más. La cifra es alta si se la compara con el año pasado en que solo abrimos 9 locales (la mitad) y con dificultad. También hemos retomado proyectos como un centro comercial de Tulcán y otros planes en el sector industrial. Si vamos a abrir locales , la industria que es parte de nuestras filiales debe crecer a la par. Por ejemplo, Agropesa que es nuestra faenadora de ganado deberá crecer en infraestructura y capacidad de producción.

- ¿Cuántos locales tienen actualmente y cuántos esperan tener hasta el 2022?

- Estamos por los 160 locales (entre todas las marcas: Supermaxi, Megamaxi, Aki, Juguetón...) El próximo año vamos a tener 26 nuevos locales y así sucesivamente. Y esto es importante porque, en la proyección que nosotros tenemos hasta el 2022 (en que se prevé hacer toda la inversión) va a generar unas 6.000 nuevas fuentes directas de empleo.

- Entonces, ¿todo se enrumba por un buen camino?

- Vemos como positiva la posición del Gobierno de darnos buenas señales con estas últimas medidas económicas y, como grupo, ya estamos demostrando que estamos apostando por el país. Sin embargo, también es cierto que aún estamos esperando que estas medidas se concreten, que hayan definiciones claras de cuáles serán los siguientes pasos para saber hacia adónde vamos como país.