Robert consiguio trabajo luego de hacerse viral por su historia de superacion

  Actualidad

Robert consiguio trabajo luego de hacerse viral por su historia de superacion

Autoridades llevaron excelentes noticias a Robert. El muchacho aún venderá las fundas.

El joven agradeció a EXTRA por hacer pública su historia. El presidente de BanEcuador visitó la casa de Robert, donde se reunió con la familia del joven.

Robert Endara Intriago, un joven de 19 años que dio un ejemplo de vida a muchos adolescentes de su edad, tendrá un trabajo estable desde el 2 de enero.

El muchacho vende fundas para basura vestido con el uniforme de un reconocido colegio, ubicado en el centro de Guayaquil.

Lee también: “Mentí por necesidad de un trabajo”

Su caso se hizo viral y diario EXTRA lo buscó para que cuente su versión. El pasado 5 de diciembre Robert dijo que se vestía como estudiante y mentía de que estaba en el colegio solo por la necesidad de un trabajo.

Las autoridades se hicieron eco del caso del joven y la tarde de ayer acudieron hasta la casa del chico y le ofrecieron un trabajo.

El presidente de BanEcuador, Jorge Wated, indicó que lo que hizo Robert es un acto de superación, ya que con el dinero de las ventas ayudaba a su papá, su mamá y hermano de 9 años.

“Hemos venido a buscarlo para que forme parte de BanEcuador y sea nuestro compañero”, dijo el principal de la entidad pública, que le ofreció un trabajo en el área de atención al cliente.

La mamá de Robert, Mary Intriago, manifestó que está muy agradecida con la ayuda que le han dado para su hijo. Agregó que gracias a la historia que contó diario EXTRA muchas personas pudieron conocer el caso de Robert.

“Nos dijeron que hay que arreglar ciertos papeles para que Robert inicie a trabajar. Ahora solo nos queda agradecer por las buenas obras que han hecho con mi familia”, comentó Mary.

Continuará con las fundas

Pero conocer que tendrá trabajo a inicios del 2020 no le ha quitado las ganas de seguir vendiendo fundas a Robert. La noche de ayer él volvió a la esquina de las calles Huancavilca y Machala para continuar con su negocio.

“Es verdad que tendré algo seguro, pero seguiré trabajando durante diciembre para ahorrar más dinero y cumplir mi sueño de ser marino”, indicó el joven, que no descarta continuar con el negocio si el horario de trabajo se lo permite.

html