Actualidad

Repetto: “Tuvimos reuniones y nos dijimos las cosas de frente”

Pablo Repetto se fue de vacaciones y sus últimas horas en el Ecuador fueron un caos. Entre sus actividades, el técnico del campeón nacional conversó con EXPRESO en su domicilio.

Pablo Repetto se enfocó en la disciplina para unir al grupo

Pablo Repetto se fue de vacaciones y sus últimas horas en el Ecuador fueron un caos. Ayer atendió llamadas todo el día, cumplió con compromisos familiares y solventó algunos detalles sobre la conformación del equipo para 2019. Entre sus actividades, el técnico del campeón nacional conversó con EXPRESO en su domicilio.

- ¿Cuál fue la base para el éxito en esta temporada?

- Lo principal fue el grupo. Se priorizó lo grupal sobre lo individual. Cada uno tuvo claro el papel que debía cumplir y desde su lugar aportó con su granito de arena.

- Usted tuvo que solventar algunos casos disciplinarios. ¿Cómo lo hizo para no afectar al grupo?

- Como en una familia. Si bien la gente tenía que saber lo que pasaba en el equipo, había cosas que solo se conocían a la interna. Muchas veces tuvimos reuniones de aproximadamente una hora diciéndonos las cosas de frente. El respeto es fundamental para que haya un grupo solidario. Por eso, cuando se daban situaciones que nosotros entendíamos como una falta de respeto lo erradicábamos de raíz para generar un clima donde todos estuvieran cómodos.

- Esteban Paz dijo que la salida de Barcos favoreció, en parte, a su proceso porque se potenció el juego de conjunto y se eliminó esa creencia de que Liga de Quito era Barcos y diez más. ¿Está de acuerdo con eso?

- Es un tema que no se puede comprobar. No voy a entrar en polémicas. Barcos fue importante en la primera etapa y después no estuvo más. En su lugar estuvieron otras personas, dando su aporte para el bienestar colectivo. Esa es la realidad. No se puede comprobar nada más que eso.

- ¿Y cuánto ayudó que Juan Luis Anangonó haya tenido una buena racha?

- Si uno analiza y considera los minutos que jugó, y los goles que anotó, sobre todo en la primera etapa, Juan Luis Anangonó fue clave para quedarnos con el primer lugar en el primer semestre. Después agarró continuidad y fue una pieza importante en el equipo, como lo fueron todos.

- Usted asumió el cargo el año anterior, cuando Liga de Quito estaba peleando en la zona de descenso y este año salió campeón. ¿En qué se enfocó?

- No me gusta hablar de los procesos anteriores. Solo diré que tuvimos que cambiar mucho. Ese año por suerte salimos rápido del descenso y alcanzamos un cupo a la Sudamericana. Para este año se fueron 18 jugadores y llegaron 13 más o menos. Con eso proyectamos el grupo para las necesidades futbolísticas y humanas. Fuimos construyendo este equipo con el día a día, con las vivencias y sobre todo aprendiendo de las cosas negativas que nos pasaron.

- ¿Cuánto cree que pueda evolucionar este equipo?

- Nos gustaría jugar siempre como lo hicimos ante Emelec en el primer tiempo. Sabemos que no es fácil porque los rivales también juegan. Pero siempre hay pequeñas cosas para mejorar. Hemos dibujado una línea ascendente y ojalá en el futuro sigamos así porque eso nos dará más posibilidades de conseguir el éxito.

- Liga de Quito es el único campeón de Copa Libertadores en el país. ¿Siente presión para ese torneo?

- La Copa hay que jugarla con todo, pero pocos clubes pueden decir que van a ganarla. Son clubes con grandes presupuestos. Por ejemplo, River Plate compró un jugador en 15 millones, con eso nosotros cubrimos todo el año. No podemos decir que es el objetivo real, pero sí hay que soñar, tenerlo ahí e ilusionarnos en cada fase.

Garcés y Muñoz llegan al club

Roberto Garcés y Adolfo Muñoz serán anunciados como los nuevos refuerzos del equipo. Horacio Salaberry renovó el contrato. Hernán Pellerano se rompió el ligamento cruzado y será baja por cuatro meses, pero seguirá en Liga.