Actualidad

En la renovacion salen tres de siete del equipo economico

Los reemplazos. Según la Secretaría de Comunicación, las nuevas autoridades serán designadas por la Presidencia de la República en los próximos días.

Patricio Rivera era asesor presidencial. Ahora ejercerá como superintendente de Economía Popular.

Los cambios que el Gobierno viene realizando no solo apuntan a las medidas económicas recientemente anunciadas, sino a las bases que las generaron. Ayer el presidente de la República, Lenín Moreno, resolvió sacar a tres de las autoridades de su equipo económico: Patricio Rivera, quien se desempeñaba como consejero presidencial para la Política Económica; Wilson Mayorga, quien estaba al frente de la gerencia del Banco de Desarrollo; y Diego Martínez, miembro de la Junta Reguladora Monetaria y Financiera.

La renovación de este equipo, que fue anticipada por la multinacional financiera Credit Suisse en un informe publicado por EXPRESO, se ratificó la tarde de ayer a través de un comunicado emitido por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom). En un boletín anunció que sus reemplazos se conocerán en los próximos días. De las autoridades removidas, solo se conoció que Rivera pasaría a dirigir la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

El presidente Moreno toma esta decisión luego de seis meses de haber asumido el Gobierno y tras el pedido de la opinión pública, encabezada por los representantes de la Cámara de la Producción. A este equipo no solo se le atribuye la toma de “malas estrategias” para bajar la deuda y el déficit fiscal, sino la autoría del polémico Proyecto de Reactivación Económica que fue presentado a inicios de noviembre y que ha sido rechazado por plantear alzas de impuestos y la creación de una tasa aduanera. Medidas que, según se ha dicho, siguen la tendencia del anterior régimen.

Carlos de La Torre, ministro de Finanzas (quien continuará conformando este frente económico junto a Mauro Andino, director de Aduanas; Leonardo Orlando, director del Servicio de Rentas Internas; y Verónica Artola, gerente del Banco Central), habló de lo necesario que era para el Gobierno “refrescar” esta instancia para generar nuevos cambios “en función de la política económica y objetivos sociales que se plantea”.

La noticia de reestructurar este frente económico fue bien vista por los representantes del sector productivo. Patricio Alarcón, presidente de la Federación de la Cámara de Comercio, calificó como positivo “que se vayan las cabezas que han llevado al país a endeudarse y un posterior estancamiento”.

La expectativa ahora, señaló, es que estos puestos sean ocupados por autoridades que tengan una real apertura de diálogo con los empresarios. En eso coincidió Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, “pues más de lo mismo nos llevaría a un abismo”.

Respecto a este proyecto que se debate en la Asamblea Nacional, De La Torre señaló que la tasa aduanera se mantendrá, pero que se estaba buscando ser flexible en otros temas. El presidente Moreno, precisó, está analizando la conveniencia de gravar una tasa a los retiros bancarios superiores a los $ 5.000 y la posibilidad de eliminar este planteamiento dentro de la propuesta oficial. Sobre la posibilidad de extender hasta el próximo año la exención del pago del anticipo del Impuesto a la Renta, indicó que eso dependerá de las mejoras que se observen en la recuperación productiva.

El secretario de Estado destacó que la economía continúa dando señales de mejora. Un indicador, dijo, son los depósitos del sistema financiero que se mantienen en buena evolución. “Por lo tanto, no es cierto de que a raíz de esta propuesta (de gravar el dinero en efectivo) se estén retirando los recursos de la banca”.