El renacer de los caprichos tecnologicos sin impuestos

  Actualidad

El renacer de los caprichos tecnologicos sin impuestos

El presidente de la República incluyó entre las medidas económicas, anunciadas el 1 de octubre, suprimir los impuestos a la importación de bienes de tecnología. Los representantes del sector auguran precios competitivos, menos contrabando y reducción d

Los equipos tecnológicos que sirvan para educarse, emprender o informarse estarán libres de impuestos.

En 2013 vio la luz el Play Station 4 (PS4). Comprarlo en Ecuador representaba sacar del bolsillo entre 800 y 900 dólares, el doble del precio de lanzamiento en Estados Unidos: $ 399. Uno o dos años después, la división de Play Station en el país dejó de existir. ¿Las razones? Para los amantes de los videojuegos resultaba mejor comprar la consola en el extranjero y traerla en sus viajes o a través de un courier conocido.

Lo mismo ha pasado, por mucho tiempo; con los teléfonos de gama alta, las computadoras, las tabletas, las cámaras de fotos... Comprar tecnología en territorio nacional -ahora- es impagable o un lujo que se permite solo aprovechando los descuentos en época de Black Friday, Día de la Madre o Navidad.

Esto parece cambiar. El presidente de la República, Lenín Moreno, incluyó entre sus medidas económicas, en el camino a construir un “Ecuador Digital”, suprimir los impuestos a la importación de bienes de tecnología que sirvan para emprender, educarse e informarse. Aún se desconoce si la lista de equipos incluirá a los caprichos.

Los aranceles para los equipos tecnológicos como smartphones, computadoras de escritorio y portátiles; así como los decodificadores de televisión digital estaban gravados con el 15%, 10% y 20%, respectivamente.

La decisión, para los representantes de marcas tecnológicas, es bien vista: mejorará el acceso a la innovación, sobretodo de los sectores más vulnerables, aumentará las inversiones y abaratará los precios para los consumidores.

Según David Paz y Miño, gerente de Marketing y RRPP en Huawei, las medidas tomadas significarán un impulso favorable, por ejemplo, para la industria de telecomunicaciones.

“Nos da un espectro positivo para cubrir una mayor cuota de mercado, entregar productos que agreguen valor a la vida de nuestros clientes y conectar a todos los ecuatorianos con la mejor tecnología”, explica.

Por su parte, Tonny Villamar, gerente de Marketing de LG Electronics, cree que será posible importar modelos de celulares con mejor tecnología.

“Tendremos acceso a aquellos equipos que por su costo estaban fuera del mercado”, señala, “pero esto para el 2020, puesto que las fábricas ya tienen su producción lista para lo queda del año”.

Así mismo la medida ayudará a implementar nuevas líneas de negocios, como regulaciones. Lo dice Eduardo Amador, director comercial de Celulares de Samsung Ecuador, “con esto se quita la motivación para importaciones no regulares, al no haber excesivos impuestos y conseguir precios más competitivos”.

html