El Reino Unido congela la cooperacion por Assange

  Actualidad

El Reino Unido congela la cooperacion por Assange

Interrogatorio. El canciller Long anunció que en “unas semanas” Ecuador se pronunciará sobre el pedido de Suecia para interrogar a Assange en la embajada.

Apoyo. Simpatizantes del fundador de WikiLeaks, en la embajada de Ecuador, al iniciar su quinto año de asilo.

El prolongado asilo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, en la embajada ecuatoriana en Londres bloquea la agenda de cooperación con Reino Unido.

Ayer ese país rechazó “categóricamente” impulsar “una relación bilateral positiva” hasta que se resuelva el caso Assange. Lo reveló en Londres el canciller Guillaume Long.

Él expresó su “decepción” por esta posición después de reunirse con el secretario de Estado de Asuntos Exteriores británico, Hugo Swire. “Le insistí en la necesidad de impulsar una agenda positiva entre ambos países. Se podría mejorar la colaboración universitaria, la humanitaria y también el comercio”, dijo. La respuesta fue negativa.

Este impasse se produce, además, cuando Ecuador espera la ratificación del acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, bloque del que Reino Unidos es, todavía, uno de los principales socios.

Long dijo que Ecuador “no lamenta” haber concedido asilo al informático. Pero admitió que albergarle en la embajada “es una carga desde el primer día”. “Tanto él como el personal de la embajada lo están sufriendo, es un espacio muy pequeño y es como estar asediados todo el día”, señaló.

Ecuador insiste en que Reino Unido tiene la obligación de respetar el dictamen de febrero del Grupo de Trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias, que pidió a este país y a Suecia que permitan la liberación de Assange al considerar ilegítimo su cautiverio.

Tanto Londres como Estocolmo se han negado a acatar la decisión, algo que Long calificó de “sorprendente”.

En febrero, Suecia aseguró que Assange “ha elegido, de forma voluntaria, estar en la embajada ecuatoriana, y las autoridades suecas no tienen ningún control sobre su decisión de estar allí”.

Para el excanciller Juan Carlos Faidutti, el gobierno ecuatoriano está equivocado. ¿Por qué? Él explicó que la justicia inglesa tramitó, en dos instancias, el pedido de extradición de Assange hecho por Suecia. Recordó que el juez aceptó la extradición y la Corte Suprema lo ratificó. A sus ojos, Gran Bretaña nunca dará un salvoconducto.

Faidutti dijo a EXPRESO que el gobierno ecuatoriano debió realizar gestiones ante Suecia y confirmar si tiene firmado un tratado de extradición con Estados Unidos, “y no perder el tiempo yendo a hablar con Assange”. “Me parece que los viajes de los cancilleres para ir a hablar con Assange son un paseo turístico”, declaró.

A la oposición también le preocupa el asilo. “Lo que debería verse son las consecuencias que trae la permanencia de Assange en la embajada; si son lesivas para el país o si tienen repercusiones en nuestra relación con Reino Unido y la Unión Europea. Habría que sopesar todo eso”, manifestó Aparicio Caicedo, asesor jurídico del movimiento CREO.