Otro recorte a los recursos de municipios y prefecturas

  Actualidad

Otro recorte a los recursos de municipios y prefecturas

Otro bajón. Las prefecturas, municipios y juntas parroquiales del país ajustan su cinturón aún más y por segunda ocasión en el año.

Otro recorte a los recursos de municipios y prefecturas

Otro bajón. Las prefecturas, municipios y juntas parroquiales del país ajustan su cinturón aún más y por segunda ocasión en el año. Son 338,2 millones de dólares menos los que recibirán los gobiernos autónomos descentralizados en el segundo cuatrimestre de 2016, según el acuerdo del Ministerio de Finanzas del 10 de octubre pasado.

La situación preocupa a los alcaldes. No hallan explicación a la reducción luego de la escalada del precio del barril del petróleo, y la versión oficial que denota una boyante recaudación tributaria y la superación paulatina de la delicada situación económica. Sin embargo, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, tiene una explicación: una caída en la recaudación tributaria de 1.800 millones de dólares hasta septiembre. “Al subir los impuestos, el Gobierno busca dinero para Manabí y para resarcir sus finanzas desbaratadas. ¿Y qué van a lograr? Menos dinero y empobrecer al pueblo al quitarle su capacidad de compra”.

Guayaquil siente un impacto de 23 millones de dólares menos en su presupuesto, pero son los municipios más pequeños los que sienten un choque aún mayor. Santa Lucía, en la provincia del Guayas, es un ejemplo. El cantón ve limitada sus finanzas en un 18 %, es decir 325 mil dólares menos en el cuatrimestre (82 mil mensuales). Su alcalde Miguel Ángel Solórzano traduce esta disminución en la privación de obras y cita dos: el asfaltado de la calle principal y el relleno de un terreno. “A estas alturas nos tocará bajar los costos operacionales y de inversión. Trataremos de reducir el personal. Estamos en una reingeniería viendo las personas que realmente se necesitan”.

Junto a Santa Lucía está Palestina. Su alcalde Luis Palma ha observado en los últimos meses cómo llega cada vez menos dinero a sus arcas. Hace diez meses, relata, recibía 300 mil dólares, pero hace dos el cheque es de 180 mil y ahora de 170 mil. “Somos un municipio pequeño. Qué podemos hacer con esa plata. Ya la situación es bastante complicada”.

Al cantón Baños de Agua Santa ya no llegan cerca de 300 mil dólares anuales luego de las dos reducciones. El alcalde Marlon Guevara visualiza un impacto en la gestión en general, ya que la planificación de obras y proyectos es a base de los recursos. Su par del cantón Guchapala, Raúl Delgado, es uno de los que más dudas tiene. No sabe el motivo de la reducción, ni cuál es el impacto en su presupuesto. “No tenemos información cercana en la que nos explique los parámetros de la reducción”.

Este Diario envió un correo al Departamento de Comunicación del Ministerio de Finanzas solicitando información sobre los motivos de la reducción, pero hasta el cierre de esta edición no recibió respuesta.