Actualidad

Recordar a nuestros difuntos

La muerte de un ser querido es una dolorosa experiencia emocional. Expresamos nuestro dolor como lo hizo Jesús después de la muerte de su querido amigo Lázaro.

Hoy, recordar a los difuntos para embellecer un día especial, conviviendo con el recuerdo en la memoria familiar, y compartiendo tradiciones como la colada morada, guaguas de pan y la visita a casa blanca, la última morada.

Nos invitan a la reflexión sobre nuestras vidas, las buenas acciones, donde es el espíritu que busca cuando el corazón es el que encuentra algo sobre el amor, la piedad, el perdón. Aunque, el olvido es la muerte de las cosas que viven el corazón.

Francisco Landucci Carballo