La realidad aumentada se hace un nicho en el arte local

  Actualidad

La realidad aumentada se hace un nicho en el arte local

En Guayaquil, a partir del pasado jueves de noche, el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) se convirtió en el primer museo del país en aplicar el sistema de realidad aumentada a una de sus exposiciones.

Sistema. La realidad aumentada ofrece al visitante la posibilidad de consultar sobre el autor y sus lienzos.

La tecnología ofrece a sus usuarios una nueva manera de mirar el mundo, y el arte no se escapa de esta novedosa tendencia.

En Guayaquil, a partir del pasado jueves de noche, el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) se convirtió en el primer museo del país en aplicar el sistema de realidad aumentada a una de sus exposiciones.

La muestra, titulada ‘Del Saber Sabio al Saber de Todos, Hitos y procesos en el arte moderno del Ecuador’, alberga a algunos de los más importantes maestros del arte ecuatoriano, entre ellos Eduardo Kingman, Oswaldo Guayasamín, Araceli Gilbert, Enrique Tábara, Theo Constante y Luis Miranda.

Esteban Delgado, director cultural de Guayaquil del Ministerio de Cultura y Patrimonio, indicó que esta iniciativa responde a una intención por insertar las innovaciones tecnológicas dentro de las exposiciones museísticas.

“Queremos proporcionar una experiencia diferente al público, debemos ser parte de esta diversificación de ofertas...Este es también un intento por acercarnos a los jóvenes que son quienes están muy ligados a la tecnología”, dijo.

Lo que la realidad aumentada ofrece a los visitantes es la posibilidad de observar los distintos lienzos a través de la pantalla de su tableta o celular y acceder ahí a más información sobre el autor, sus obras y su trayectoria.

Sara Bermeo, custodia del fondo de arte de la Dirección de Cultura de Guayaquil, se refirió, durante la inauguración de la exhibición a la importancia de que la primera muestra de este tipo fuera una propuesta museográfica de artistas nacionales de gran importancia.

Los mayores beneficiarios de esta propuesta serán los estudiantes de escuelas y colegios, que además podrán ligar la exhibición a su proceso de aprendizaje. El museo indicó que tiene ya varias visitas programadas de distintas instituciones y espera más en 2017.

Quienes no cuenten con sus propios celulares o tabletas, podrán solicitar estos últimos dispositivos al museo y recibir una visita guiada de la sala.