Actualidad

Ramiro Aguilar: “No hay politico que no haya hecho politica con los Bucaram”

Elección. Fue la sorpresa. El lunes Abdalá Bucaram lo oficializó como su compañero de papeleta por el partido Fuerza Ecuador. Este fin de semana, en Milagro, la agrupación política presentó a todos sus candidatos.

Actual candidato a la Vicepresidencia de la República por el partido Fuerza Ecuador (FE). Fue asambleísta independiente y vocal de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional. Es abogado. Fue decano de la Facultad de Jurisprudencia, de la Uni

Fue su primera incursión en la política legislativa y dice estar agotado. Ramiro Aguilar habló con EXPRESO y contó sus razones para aceptar ser vicepresidente con Abdalá Bucaram.

- Usted iba a ser candidato de Pachakutik, luego binomio de Cynthia Viteri ¿qué pasó?

- De mis amigos en política solo he recibido afecto. Pero del cariño a la propuesta formal, seria, hay una distancia enorme y nunca recibí una para sentarme a pensar la posibilidad de un binomio presidencial o de ser parte de las listas nacionales de asambleístas.

- ¿Qué le convenció de la propuesta de Abdalá Bucaram?

- Algunas cosas. La primera, su juventud y la forma inteligente con la que lee los requerimientos políticos: la mayoría de votantes en Ecuador está entre los 16 y 35 años. La generación que Dalo entiende y se comunica y ha ido creando su propuesta escuchando a la gente. Segundo, es un hombre que escuchó cuáles eran mis requerimientos en política.

- ¿Por qué apostar a un partido que, según las encuestas, no llegará a la Presidencia?

- Hay que evaluar el tema de las encuestas, más aún, después de hechos políticos fundamentales: la elección de Donald Trump y la paz en Colombia. El siglo está viviendo un fenómeno interesante: el encuestador recaba la información y el encuestado no le dice lo que piensa porque cree que el encuestador quiere escuchar lo correctamente político y le miente. En el rato de los ratos, la encuesta falla.

- ¿No le preocupa estar vinculado a un apellido polémico?

Tengo que decir algo que la élite política del país no dice. En las tres últimas generaciones, no hay un político serio que no haya hecho política con los Bucaram. Ellos tienen un espacio en el corazón del pueblo y siempre ha ocurrido que cuando se ha hecho política con Bucaram, la élite política termina ganando.

- ¿Cuáles fueron sus requerimientos políticos?

- La lucha contra la corrupción, reducción del gasto público, auditoría y renegociación de la deuda externa y la reinstitucionalización del país.

- ¿Estos son los compromisos?

- Sí. Bajo estos compromisos se ha dado una coincidencia política. Dalo se ha ganado un puesto por sí mismo y yo puedo aportar con experiencia.

- ¿Cómo cree que ve la clase política el binomio de FE?

- Veo en cierta élite política una supuesta superioridad moral. Y eso es lo que le tiene complicado al Ecuador: no aceptamos y no reconocemos el hecho de que los hombres y las mujeres tenemos virtudes y defectos. Esta superioridad moral, intelectual es a la que me resisto a aceptarla.

- ¿Usted dijo que no regresaría a la Asamblea? ¿Por qué?

- Me saturé, es desgastante.

- ¿Cree que habrá cambios en la próxima Asamblea?

- Habrá cambios en términos de votación. Ojalá que los bloques sean más dispersos para que pueda haber más debate. Yo hice mi trabajo, dediqué por tres años y medio a legislar. No presenté proyectos de ley porque no pasaban, pero puse todo mi esfuerzo y dedicación en cada ley que pasó por la Comisión y que llegó a la Asamblea. Desde el punto de vista de fiscalización, hice lo que pude.