Quiere ir de lujo Comprelo de segunda

  Actualidad

Quiere ir de lujo Comprelo de segunda

¿Quiere ir de lujo? Cómprelo de segunda

Hace tiempo que comprar lujo de segunda mano en Internet ya no es visitar un mercadillo poco apetecible. Los re-commerces (así los han bautizado) que triunfan en la red tienen un aspecto cada vez más cuidado, generan contenidos y editoriales atractivos y se actualizan constantemente para cautivar compradores y vendedores.

Estos espacios prestan especial cuidado a qué vender y cómo hacerlo. y garantizan la autenticidad del artículo, generan una experiencia de compra digna de una boutique de categoría. En un momento en el que el consumo responsable es ultranecesario, esas tiendas online son una buena forma de limpiar el armario ganando unos dólares (si en él sobran los Chaneles) o de darse un capricho ahorrando buena suma de dinero. Si Net-a-porter es el máximo exponente del lujo online, aquí sus competidoras en reventa premium:

Hardly Ever Worn It

Kate Moss ha vendido ropa que “casi nunca se puso” en este e-commerce. Su ventaja frente a sus competidores es que, además de prendas de segunda, vende artículos sin estrenar. Es decir, es posible tener una gabardina Dior nueva por 260 dólares cuando su precio original supera los mil.

Los bolsos de Prada o de Chanel son las piezas más codiciadas entre las compradoras, y todo lo que esté firmado por Tom Ford arrasa entre los caballeros que, por cierto, de 20 miembros en 2013 pasaron a ser más de 4.000 en 2015.

Algunos artículos se subastan y otros tienen precios muy bajos marcados. Su oferta incluye excepciones más asequibles firmadas, por ejemplo, por Uterqüe.

Si quiere vender: si su artículo es bonito, de buena marca y a buen precio, puede llegar a liquidarlo en 10 minutos. Usted mismo se encargará de fotografiarlo y subirlo a la página web. Si lo compran, la tienda recibe el pago y se lo hará llegar cuando el artículo sea entregado a su nuevo dueño. Fácil.

Vestiaire Collective

Hace seis años, Vestiaire Collective se posicionó como una de las más populares en su categoría. Cerró 2014 con más de 46 millones de dólares y ya opera en Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, España y EE. UU. Su diseño mejoró ostensiblemente y lanzó versión en español. Presume de precios hasta 70 % menores a los outlets de grandes marcas y asegura la autenticidad del producto. Además de ropa y accesorios de mujer, tiene un surtido de productos para hombres y niños, objetos de decoración de diseño y obras de arte. La condición para adentrarse en su universo es registrarse primero. Creada la cuenta (hay más de cuatro millones de miembros en el mundo) un séquito de bolsos de Chloé, Hermès Vintage o Céline grita para que les lleve a la cesta de compra.

Poner a la venta un producto aquí es gratis (la tienda solo lleva comisión una vez hecha la transacción y, de media, ganará el 75 % de la venta). El mecanismo es sencillo: propone lo que quiere vender y entra a formar parte de su catálogo. Si alguien lo compra, envía de forma gratuita el artículo a Vestiaire Collective, que se encarga de hacer que le llegue al nuevo dueño y enviarle el dinero. Sus editoriales y newsletters le darán la visibilidad para que se libre de él cuanto antes.

High Fashion Society

No es raro hacerse del último modelo de Sienna Miller aquí. La actriz y otras ‘celebrities’ han vendido varias veces parte de su armario en High Fashion Society (de ahí el nombre) para recaudar dinero con fines benéficos. Los zapatos de Louboutin o bolsos de Chanel, Hermès, Balenciaga y Vuitton son sus best-seller. Los descuentos en calzado alcanzan el 90 % y puede ahorrar más de mil dólares en bolsos atemporales como el 2.55 de Chanel. Hay sección de rebajas permanentes. Para vender, el primer paso es llenar un formulario. En 48 horas el equipo de la web se contacta y le hace llegar una estimación del precio de venta. Con el artículo en sus oficinas de Londres, se fotografía y se pone en la venta. Ellos lo envían al comprador y le dan el dinero cuando llegue al nuevo hogar.

VideDressing

El equipo de VideDressing revisa cuidadosamente cada artículo para garantizar su autenticidad. Si busca ediciones limitadas, bolsazos vintage de un montón de dólares y piezas especiales, esta es su tienda. Y si se arrepiente de la compra tiene 48 horas para devolver sin costo. Si un comprador mete en la cesta su producto, tiene 72 horas para confirmar su interés en desprenderse de él (útil si quiere subirlo a otras tiendas al mismo tiempo). Por lo demás, el proceso es parecido al resto. Un truco es colgar el artículo el viernes porque durante el fin de semana las visitas aumentan.

Rebelle

Sus pequeños editoriales y coloridas píldoras convierten en objeto de deseo todo lo que vende. Según el e-commerce, los bolsos de Louis Vuitton, Prada, Hermès y Chanel (se agotan en segundos) son los artículos mejor vendidos. Además de ropa y accesorios, su oferta incluye joyas y una sección de rebajas todo el año. La tienda tiene unos 800.000 usuarios únicos al mes, por lo que la visibilidad de su aportación a la causa está asegurada. Su mecanismo es muy similar al de las otras.