El pulso delictivo en la noche

  Actualidad

El pulso delictivo en la noche

La delincuencia le toma cada vez más el pulso a la ciudad. Entre las 20:00 y 23:00 del martes, cuatro hechos delictivos violentos encendieron las alarmas en diferentes sectores de Guayaquil.

Indagación. Según el fiscal González, la Dinased halló indicios importantes en la escena del crimen del albanés.

La delincuencia le toma cada vez más el pulso a la ciudad. Entre las 20:00 y 23:00 del martes, cuatro hechos delictivos violentos encendieron las alarmas en diferentes sectores de Guayaquil.

El primer caso y, quizás el más violento de esa noche, se produjo en las calles 36 y la C, donde cayó abatido un ciudadano albanés de 40 años. El hombre caminaba por el sector cuando uno de dos sujetos que viajaban en una motocicleta le disparó en la cabeza.

El fiscal de Flagrancia, Víctor González, descartó que la muerte haya sido a consecuencia de un robo. Los antisociales no se llevaron ninguna pertenencia del extranjero. “De acuerdo a la dinámica de los hechos se apunta más a un caso de sicariato”, precisó.

Un morador y testigo del crimen contó a los agentes de la Dinased que, minutos antes del asesinato, los sujetos se habrían acercado al extranjero para verificar si era el objetivo.

El testigo “manifiesta que a él lo abordaron y vieron que no se trataba de este tipo, sino que estaban equivocados y luego continuaron la marcha. Luego de unos metros victimaron al extranjero. Entonces él vio de quiénes se trataba... tenían cascos”, explicó el coronel Germán Cevallos, jefe de la Dinased en la Zona 8.

Luego del crimen, la policía allanó el domicilio del foráneo, ubicado en una ciudadela privada de la vía a la costa. Ahí habrían hallado indicios que vinculan a la víctima con actividades “irregulares al desenvolvimiento normal de una persona”. Presuntamente al narcotráfico.

Tres horas más tarde (23:00), en el norte de la ciudad, Lázaro Mathías de 38 años recibió dos disparos por resistirse al robo de su celular. La víctima se encontraba en el exterior de un asadero de pollos de su propiedad, en la ciudadela Villa España 1, cuando llegaron dos sujetos en una moto para asaltarlo.

Los testigos indicaron que los sujetos tuvieron problemas con la moto cuando intentaban escapar, lo que les permitió memorizar algunas de sus características físicas. Además, las cámaras de seguridad del local y de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil habrían grabado el robo.

Algo que llamó la atención de algunos testigos es la rapidez con que habría actuado el pistolero. Luego de disparar al comerciante, el sujeto supuestamente recogió los casquillos.

La víctima fue trasladada al Hospital Universitario, donde lograron estabilizarlo.

Y, la intensión de llegar temprano a casa llevó a una mujer y su hijo a sufrir -durante cinco minutos- un secuestro exprés y un accidente de tránsito, tras embarcarse en un taxi informal afuera de un centro comercial del norte de la ciudad.

En el camino, el conductor embarcó a otros dos sujetos que se apropiaron de las compras y pertenencias de los pasajeros. Cuadras más adelante , una patrulla que pasaba por el sitio se percató de los “movimientos raros” del carro, por lo que decidieron seguirlo.

Al ver a la policía, el conductor intentó cambiarse de carril, lo que provocó que le exploten las llantas y se choque contra los postes de la avenida. Los pillos huyeron.

Acciones

Cuatro detenidos tras asalto

La valiente decisión de un conductor de expreso permitió a la Policía detener a cuatro sujetos, presuntos integrantes de una banda de asaltantes.

El hombre se percató del asalto a un transeúnte y decidió seguir a los pillos mientras advertía a unos policías motorizados del hecho. La aprehensión se produjo en la avenida 25 de Julio, sur de la urbe.