El programa de estudios se completo fuera del aula

  Actualidad

El programa de estudios se completo fuera del aula

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La reducción del año lectivo 2015-2016 en el régimen Costa, ante la presencia del fenómeno El Niño, obligó a los directivos de los establecimientos educativos fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares a adoptar algunas estrategias para cumplir con el plan de estudio contemplado en la malla curricular. Pese a que desde octubre pasado las clases se desarrollaron hasta los sábados para compensar la reducción del calendario escolar de 200 a 195 días, las autoridades de los planteles explican que se tuvo que hacer una revisión del currículo para considerar los temas que debían ser enfocados. El objetivo era que los estudiantes vayan con el suficiente nivel de conocimiento a los grados siguientes y que se cumpla con todos los contenidos que en relación con cada uno de los niveles, grados o paralelos deban tener los educando. En Ecomundo, por ejemplo, los estudiantes trabajaron en talleres, laboratorios, investigaciones y actividades extracurriculares debidamente orientadas que debieron desarrollar, muchas veces, en los hogares con el apoyo de los padres. Mientras que los maestros tuvieron que orientar su programación de trabajo, debido a que los sábados no asistía a clases el ciento por ciento de los escolares. “Eso implicó adoptar una estrategia pedagógica para que el trabajo sea beneficioso y no tengan de venir los estudiantes solo a cumplir con un tiempo determinado”, indicó Ivo Orellana, rector de Ecomundo, quien reiteró que los programas de estudios fueron analizados para dar a los alumnos lo que realmente necesitan para enfrentar con éxito el nuevo periodo lectivo. Carmen Solórzano, maestra de la escuela fiscal 5 de Junio, indicó que el trabajo de alumnos y docentes ha sido contra reloj. “Debimos simplificar los contenidos de estudios, sin que ello signifique mermar el conocimiento de los niños”. En este plantel, los sábados se desarrollaron casas abiertas donde los alumnos medían sus conocimientos y habilidades. “Era interesante ver cómo los alumnos de un paralelo debatían con otros de cursos diferentes para medir quién sabía más que los otros. Eso fue una forma diferente de aprender”. Sara María Garaicoa, rectora de la Unidad Educativa Delfos, reiteró lo dicho por sus colegas. “En clases desarrollamos proyectos con base en los temas que debían ver los alumnos; pero también enviamos tareas e investigaciones a casa para avanzar con el plan de estudio”.