El problema es la capacitacion

  Actualidad

El problema es la capacitacion

El Gobierno, en funciones desde 2007, se lleva buena parte de las críticas de los maestros y la sociedad civil.

Era el resultado esperado aunque no por eso deja de ser preocupante. El oficialismo reconoce que la educación pública es de “calidad media”. El Gobierno, en funciones desde 2007, se lleva buena parte de las críticas de los maestros y la sociedad civil.

Según la última evaluación oficial, 35.017 maestros de la Sierra y la Amazonía obtuvieron entre 600 y 700 puntos. Es decir, están en un nivel ‘Fundamental’: poseen conocimientos básicos y la noción de las habilidades pedagógicas.

A ellos se suman 2.949 que no llegaron a 600 puntos. Están ‘en formación’ (ver gráfico).

Raúl Abad, presidente de la Comisión de Educación en la Asamblea, reconoce que los resultados son preocupantes pero cree que tampoco es para “alarmarse”. Este es un proceso, dijo a este Diario, que llevará unos tres o cuatro años.

Milton Luna -historiador, coordinador del Contrato Social por la Educación y miembro del Directorio de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación- también usó el adjetivo “preocupante” para evaluar la calidad en la educación nacional.

El resultado de la evaluación de los profesores, dijo, evidencia que los procesos de capacitación no han sido adecuados.

¿De quién es la responsabilidad? Siempre es mutua, dijo a EXPRESO. Pero cree que en los últimos años hubo un retroceso en la formación docente porque las políticas no han sido las mejores. “Si ha existido una capacitación mediocre, pues es normal que los resultados sean malos y esta capacitación la dio el ministerio. No se sabe qué sucedió con tanta plata invertida en capacitación, que, obviamente, no fue bien ejecutada”, dijo.

Desde el lado oficial, el énfasis está en la autopreparación. Que ha sido pobre, dicen.

El lunes, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, aseguró que este no es solo problema del Gobierno, es también la convicción que deben tener los maestros de autoprepararse.

Abad, exrector de varios planteles educativos y expresidente de la UNE-Cañar, opina que no es falta de voluntad de los maestros no estar en una constante capacitación, sino que influye el factor tiempo

¿Cuál es la salida? Él cree que se debe declarar la capacitación como una política de Estado.

Luna coincide en que habría que modificar las políticas educativas. Una tarea que asegura quedará para 2017. “No creo que este Gobierno y el ministerio tengan la capacidad para cambiar: no son autocríticos y creen que todo lo hacen bien”.

¿Qué dicen los maestros? Ellos cuestionan el sistema de evaluación. “Responden al interés del ministerio”, aseguró el presidente de la UNE de Pichincha, Elvis Moreira.

La profesora María Vargas contó que “daba clases a primero y segundo grado y me tomaron pruebas para nivel de bachillerato, incluido álgebra”.

Según ellos, nunca hubo capacitación. Según Moreira, los profesores no tienen el tiempo para una continua capacitación como exige el Gobierno, porque también son padres de familia.