El primer sentenciado por robo de agua

  Actualidad

El primer sentenciado por robo de agua

La justicia lo encontró culpable del delito de sustracción de servicios básicos del Estado, en este caso de agua potable.

Un hombre fue sentenciado, en Manta, a seis meses de prisión y al pago de 24.000 dólares. La justicia lo encontró culpable del delito de sustracción de servicios básicos del Estado, en este caso de agua potable.

La mañana de ayer, el fiscal Pedro Pihuave detalló el caso, que sería el primero que logra una sentencia y condenatoria. El funcionario aseguró que después de la investigación y con el sustento respectivo, se logró demostrar el delito y la culpabilidad del detenido.

“Este caso se inició con una flagrancia, porque los moradores del sector Terra Nostra denunciaron que no les llegaba el líquido. El ahora involucrado, junto con otras personas, con bombas de alta presión succionaba el agua que tenía que llegar a los domicilios”, explicó Pihuave.

José Espinoza, gerente de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), dijo que esta era un infracción de la que “muchos sabían, pero nadie se atrevía a denunciar”.

Según las investigaciones, el agua era sustraída desde una vivienda, vendida a tanqueros y expendida a lugares lejanos de Manta y Jaramijó.

Como prueba del supuesto delito se encontraron conexiones clandestinas y tuberías socavadas. El fiscal también indicó que en la flagrancia se demostró que quienes estaban extrayendo el agua no eran propietarios de esa casa y que no había un medidor. HLV