Prepararon mil litros de ‘morada’ en La Libertad

  Actualidad

Prepararon mil litros de ‘morada’ en La Libertad

Al fuego. En la olla gigante se cocinaban los ingredientes de esta espesa bebida, lo que atrajo a los turistas a presenciar la preparación.

El enorme recipiente de cuatro metros de diámetro, fue lo primero que impresionó a los visitantes del malecón de La Libertad, la mañana de ayer. Era la olla donde se preparaba la colada morada más grande del mundo, que muchos querían degustar.

Aunque la elaboración inició en horas de la madrugada del miércoles la enorme cantidad del producto hizo que la entrega se retrase por dos horas, es decir, fue al mediodía que se pudo saborear esta delicia tradicional.

Los 150 chefs de cinco escuelas de arte culinario trabajaron contra reloj para poner a punto la bebida, el público presente seguía muy atento el accionar de los expertos.

“Se me hace agua la boca”, dijo entre risas Magali Jurado, una de las asistentes, cuando los chefs -con grandes cucharones- movían la espesa bebida que además de la mora llevó otros ingredientes adicionales que fueron incluidos en la enorme olla a medida que avanzaba el tiempo.

Los organizadores indicaron que los mil litros de la colada morada alcanzaría para cinco mil vasos, es por eso que se formaron largas columnas de personas a la espera de recibir la colada morada que incluía una ‘guagua’ de pan.

Cuando el producto estuvo a punto se le ubicó en varios recipientes más pequeños para luego empezar a llenar los vasos y repartir al público a un precio simbólico, el cobro se dio con el objetivo de recuperar los gastos de inversión

“Vamos a inscribirla como un récord Guinness, hemos averiguado y nadie lo ha hecho en Ecuador, por eso pedimos las bases para que este acontecimiento sea histórico para la provincia de Santa Elena y el país. Además en la preparación se toma como base la receta ancestral de esta delicia”, comentó Jorge Quispe, uno de los coordinadores del evento.

“Esto si está rico, vine por probar uno y ahora voy llevando para mi familia que nos visita desde Guayaquil”, dijo Marina Arias, quien adquirió cuatro vasos del delicioso producto.

Maribel López fue otra de las sorprendidas con el sabor, “he probado otras coladas moradas, pero esta sí está bien rica, es gente muy profesional los que participaron en su elaboración”, comentó la joven.