Un premio al bolon mas sano

  Actualidad

Un premio al bolon mas sano

Catorce restaurantes fueron reconocidos por su responsabilidad nutricional en el país, dos de ellos están en Guayaquil. Ellos sacaron la sal de la mesa por salud.

Variedad. El Gusto Manabita abrió hace tres años. Ofrece cinco opciones.

En las mesas ya no están los saleros y en el refrigerador no existen ni rastros de gaseosas. Tampoco hay azúcar blanca, pero eso sí, lo que abundan son las ensaladas y el agua que han pasado a ser parte de ese valor agregado sin costo que le dan a sus clientes.

Quitar la sal para evitar los problemas de hipertensión y dar la alternativa de azúcar morena y estevia para ponerle un freno a la diabetes fueron algunos de los puntos que hicieron al Bolón Asado merecedor de un reconocimiento por su responsabilidad nutricional, otorgado por el Ministerio de Salud Pública.

El bolón que le da el nombre a este local en la ciudadela Martha de Roldós es su carta de presentación. Es asado, no frito, y si quiere de chicharrón, tendrá chancho, pero sin grasa. Ahora, como parte de su nueva oferta, no encontrará albacora frita, sino al horno.

Sus dueños, los hermanos Franklin y Janeth Imaicela, reconocen que no es fácil convencer a los clientes de cambiar sus hábitos, pero con ingenio los sorprenden.

A pocos metros de este negocio, en la misma ciudadela, está el otro local de Guayaquil que ganó el reconocimiento: El Gusto Manabita. En la ciudad, solo dos lograron ese mérito (en el país son 14).

Las hermanas Maricela, Roxana y Yesenia Matute Sánchez optaron también por eliminar las gaseosas y por dar más variedad. Tienen dos opciones de sopa y cinco de segundos.

Al ver que entre sus clientes habían personas que siempre pedían carne o pollo a la plancha y ensaladas, notaron que existía un deseo de la gente de cuidar su salud. Ahora, en las mesas se incluyen mensajes que destacan la necesidad de mejorar la alimentación, de saber cuántas calorías comer y de la importancia de incorporar vegetales y frutas al plato.

Para estos dos restaurantes, es el inicio. Han logrado ganar el reconocimiento en la categoría 1 (son 3), por cumplir con el 50 % de los requerimientos.

Omar Vargas, nutricionista del Distrito 6 del Ministerio de Salud Pública, dice que el objetivo es que con el tiempo estos locales incluyan en el menú el tipo de preparación de los alimentos, la cantidad de calorías y las opciones. Además, de llegar a ofrecer productos libres de saborizantes.