Actualidad

El precio del crudo responde ante la reduccion de la oferta

La ley de la compensación parece, por el momento, funcionar en el petróleo tras la reducción de 1,2 millones de barriles de la oferta para el primer semestre del 2017.

Referencial. El barril de petróleo ganó desde el miércoles 6,45 dólares

La ley de la compensación parece, por el momento, funcionar en el petróleo tras la reducción de 1,2 millones de barriles de la oferta para el primer semestre del 2017.

El solo anuncio hizo subir, desde el miércoles hasta ayer el valor de referencia del crudo de Texas, que es el referente para Ecuador: son 6,45 dólares de ganancia acumulada desde la reunión del miércoles de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El último informe del Banco Central del Ecuador -segundo semestre- indicaba que entre abril y junio de este año, las empresas públicas tuvieron una producción de crudo de 39,7 millones de barriles, equivalente a 436.000 barriles diarios.

Usando esos datos como referencia el régimen habría en un día, logrado ingresos adicionales por 1,8 millones de dólares. ¿Compensaría eso, si se mantiene, lo que el país dejaría de recibir por bajar en 26.000 barriles diarios la producción tras el pacto OPEP? La respuesta nadie aún la tiene. El mecanismo que usará el Gobierno para cumplir este compromiso aún no se anuncia.

Algunos piensan en el corte de la inversión para aguantar la oferta, pero a la vez tienen dudas. A principios de abril de 2016, Petroamazonas EP firmó nueve contratos de servicios específicos con financiamiento con compañías nacionales e internacionales para el desarrollo de igual número de campos maduros. Lo hizo con el Consorcio Pañaturi (Sinopec International de China y Sinopec Service Ecuador); Indillana, Yanaquincha y Limoncocha; con Kamana (Schlumberger y la argentina Tecpetrol en los campos), con el Consorcio Igapó con la estadounidense Halliburton. Son 1.000 millones de dólares para recuperar reservas por 84,6 millones de barriles.

Aún en este panorama complejo el petróleo volvió a subir ayer por tercera sesión consecutiva. El precio del barril de “light sweet crude” (WTI), referencia del crudo en EE. UU., ganó 62 centavos a 51,68 dólares el contrato para las entregas en enero.

De todos modos, aún hay tiempo para un análisis, pues la reducción rige desde enero de 2017, faltando aún una nueva reunión (este mes) para sacramentar las rebajas.

La reunión es en Moscú

La OPEP se reunirá el 10 de diciembre en Rusia con los productores que no pertenecen al cartel para sellar un pacto que limitará el bombeo global de petróleo, dijo la agencia Reuters.

La OPEP acordó esta semana reducir la producción en cerca de 1,2 millones de barriles por día.

600.000 barriles se espera que recorten los no OPEP.

El esquisto, ¿saca provecho?

Los esfuerzos de los mayores exportadores por reducir la producción e impulsar los precios podrían alentar a las firmas de esquisto de EE. UU. a aumentar su propio bombeo, limitando cualquier alza significativa en los valores del crudo, dijo Pedro Parente presidente ejecutivo de la brasileña Petrobras. La decisión de la OPEP de apuntalar los precios debe ser “observada cuidadosamente”.

40-50 dólares, es el rango en el que se puede mover el precio.

Rusia produjo más petróleo

La producción de petróleo de Rusia subió ligeramente en noviembre en la comparación intermensual, un nuevo máximo de la era posoviética, mostraron ayer datos preliminares del Ministerio de Energía.

Según un acuerdo preliminar de la OPEP, Rusia ha prometido reducir gradualmente su producción de crudo en hasta 300.000 barriles por día en el primer semestre del 2017.

11,21 millones de barriles diarios produjeron los rusos.