Política

Ecuador busca sus propias vacunas

Tecnología, recursos e insumos hacen falta para potenciar la posible producción. El Gobierno pide ayuda a China y Rusia

WhatsApp Image 2021-08-12 at 13.12.30 (1)
Seguimiento. Los investigadores de la Espol y ESPE estudian las variantes registradas de COVID-19 en el país.Cortesía

Ecuador gestiona la posibilidad de tener vacunas ecuatorianas contra la COVID-19 con la ayuda de China y Rusia. El presidente Guillermo Lasso se reunió el pasado 5 de agosto con su par de Rusia, Vladimir Putin, y también tuvo un encuentro  con el embajador de China en el país, Chen Guoyou, para solicitar la colaboración en la instalación de “plantas” de fabricación de vacunas. Así lo anunció el vicepresidente Alfredo Borrero.

“Les ha solicitado la posibilidad de que nosotros tengamos plantas en el país. Recordemos que el Instituto Izquieta Pérez fue desmantelado y sus principales funciones era proveer vacunas. Estamos en proceso de conversación para que Ecuador tenga vacunas contra la COVID-19 y el otro tipo de vacunas”, señaló.

Plan de Vacunación-Última semana

La segunda dosis de Sinovac se aplicará desde el 16 de agosto

Leer más

El vicepresidente no detalló cuánto costaría la instalación de las plantas en el país debido a que el proyecto está en etapa de conversaciones.

En mayo de 2021, el gobierno saliente anunció que canceló $ 75 millones para la compra de 20 millones de vacunas contra la COVID-19, de distintas farmacéuticas.

Luiggi Martini, exdirector del Izquieta Pérez,   se atreve a calcular que “no le alcanzará la vida para ver la producción nacional de vacunas” y que además se trata de una inversión millonaria a largo plazo. Estima que son 20 años para la instalación de plantas productoras, tecnología, laboratorios, preparación de profesionales  e investigadores  y sin contar que los equipos que quedan en el instituto están obsoletos.

“No es que vamos a ahorrar dinero, el costo es altísimo para montar una planta de millones de dólares, el único país preparado en América es Estados Unidos, no lo hacen ni en México, Brasil o Argentina, lo que ellos hacen es envasado, eso no lo vamos a tener en corto plazo. Esta es la realidad, no podemos hacer vacunas COVID    porque no estamos en las condiciones científicas”.

Luiggi Martini, exdirector del Izquieta Pérez

Frente a esta situación, el presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, Marcos Molina, propone ayudar a la    academia con asesoría internacional y a su vez un programa de reactivación del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) hasta que se cumpla la propuesta de la instalación de las plantas.

El pasado 4 de agosto, Molina se reunió con un grupo de investigadores estadounidenses quienes están dispuestos a colaborar con la propuesta.

“Por cuestiones de discrecionalidad no se puede revelar aún los nombres, hay que cumplir ciertos plazos y tiempos”, expuso Molina.

Dicho planteamiento también está en conocimiento del vicepresidente Borrero, quien enfatizó que la iniciativa está en los planes del Gobierno pero que se debe avanzar en un orden determinado.

De su lado, Aracely Álava Alprecht, también exdirectora del Instituto Izquieta Pérez,    detalló que ella y otros investigadores del extinto organismo han mantenido dos reuniones con el segundo mandatario y que la tercera reunión estaba programada para el 6 de agosto,    pero por cuestiones de agenda de la autoridad se suspendió y esperan la nueva fecha.

“En cualquiera de estos días sería esta reunión. Es para establecer la posibilidad de que el instituto recobre sus funciones. Todo está concatenado, pero hay muchas necesidades que de la noche a la mañana no puede funcionar así nomás”.

Aracely Álava Alprecht, exdirectora del Instituto Izquieta Pérez

  • El Instituto Izquieta Pérez fue eliminado en 2012 durante el gobierno de Rafael Correa a través del Decreto Ejecutivo 1290. Desde ese entonces se dividió en el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia (Arcsa).

Dosis de una vacuna contra la covid.

Un estudio sugiere que un refuerzo podría ampliar los efectos de las vacunas

Leer más

A partir de esa fecha, Ecuador paga para traer vacunas que antes eran fabricadas por el Izquieta Pérez como la pentavalente que previene la tosferina, difteria, tétanos, poliomielitis y la    influenza tipo B.

EXPRESO ha denunciado en este año la falta de vacunas básicas del esquema infantil y los problemas que pasan las familias por tratar de adquirirlas.

Mientras tanto, existen iniciativas desde la Escuela Superior Politécnica del Litoral y la Universidad de las Fuerzas Armadas donde han inoculado a ratones con dos modelos de dosis creadas, los cuales han presentado anticuerpos a los 15 días.

Guillermo Lasso

Guillermo Lasso invita al presidente ruso, Vladimir Putin, a visitar Ecuador

Leer más

Además trabajan en ocho prototipos adicionales para ser testeados pero “estamos un poco detenidos por falta de financiamiento”, señaló el investigador de la Espol, Washington Cárdenas.

Aunque el vicepresidente de la República no dio mayores detalles de los aportes de China y Rusia para la instalación de las plantas, anunció que se deben de cumplir varias etapas para finalmente tener dosis ecuatorianas y abastecer la demanda de la población.

“Este es un proceso que necesita un planteamiento, un estudio diagramático y luego un proceso de inversión para que después ya venga todo lo relacionado al procedimiento mediante el cual se investiga para sacar al mercado el producto”.

Vicepresidente de Ecuador, Alfredo Borrero.

El    investigador Cárdenas saluda la colaboración internacional pero hace un llamado    a “que no se deje de lado al desarrollo local para que en las próximas pandemias, que sí van a darse porque    es propio de la naturaleza, estemos preparados y no corramos estos apuros y lo visto en 2020”.

Vacunas

Ecuador desplegará el "plan Fénix" para vacunar en zonas de difícil acceso

Leer más

  • Hasta el 18 de agosto, Ecuador ha recibido 19’085.875 vacunas por parte de cinco farmacéuticas.

  • La fabricación de dosis ecuatorianas contra la COVID-19 cuenta con la aprobación del Ejecutivo, pero su ejecución depende de muchos factores que deben ser resueltos.