Actualidad

El Pleno salva al Chimborazo

Hace mes y medio, juraron priorizar los temas urgentes de la agenda legislativa. Ayer, gastaron la mañana en cantar las glorias de la montaña más alta del país

ASAMBLEA NACIONAL  (31180800)
El asambleísta Israel Cruz vive su cuarto de hora de popularidad con sus votantes, las masas chimboracenses que acudieron ayer al Pleno.ANGELO CHAMBA / EXPRESO

No para la Asamblea Nacional de llenar de nuevas efemérides el calendario. Lo de ayer ya fue de antología: el Pleno se tomó media mañana para debatir una resolución que reconoce al Chimborazo (hay que tomar aliento para decirlo) como la montaña más alta del Ecuador; el punto de la Tierra más cercano al sol; y declara el 29 de mayo (fecha de la llegada de la Misión Geodésica Francesa en 1736) como el Día Nacional de su conservación. Ya puede el calentamiento global derretir los glaciares del planeta: el Chimborazo está ahora preparado.

Karina Arteaga y Luiggi García

Karina Arteaga se defiende y calificó a las acusaciones de Fabricio Villamar de maliciosas y temerarias

Leer más

Cuatro buses llenos de autoridades locales y habitantes de las comunidades indígenas de la zona (cerca de 120 personas) trajo para la ocasión el asambleísta Israel Cruz, de la Bancada de Integración Nacional (BIN), autor de la propuesta. Introducido la semana pasada como cambio en el orden del día, el tema debía tratarse al final de la sesión, es decir, después del segundo debate de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, una nimiedad que promete extenderse por semanas. Para no desairar a los visitantes, el presidente encargado, Patricio Donoso, decidió despacharlo de inmediato. No contó con que la cosa se prolongaría. ¿Quién, en su sano juicio, desaprovecha en este Pleno la oportunidad que le brindan las galerías llenas para lucirse con la retórica? Seis asambleístas de la Sierra central se apuntaron para el debate. En la Asamblea debería venderse canguil para estas ocasiones.

Recta final. 20 asambleístas participaron en la primera parte del segundo debate de la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Quedan 21 por intervenir.

“Desde niños -evocó con voz temblorosa Israel Cruz- crecemos mirándole en el centro de nuestro escudo nacional, y que se ha convertido en un aporte directo a nuestro desarrollo agrícola, económico y además del turismo, y brindando el líquido vital a todas las provincias que lo rodean”. Maravillas se dijeron. Un florilegio fue la sesión. Se habló como si el hecho de que el Chimborazo sea más o menos alto fuera mérito de los ecuatorianos en general y de los chimboracenses en particular. Más aún: se habló como si el Chimborazo dependiera de ello. Lo mejor de la retórica parlamentaria surge en estas ocasiones, precisamente en estas, en que no hace falta decir nada porque todo el mundo está de acuerdo. ¿Quién podría no estarlo? ¿Quién se atreve?

César Litrado y Pabel Muñoz

Asamblea Nacional: leyes de consenso, mejor que las mayorías móviles

Leer más

“Muy importante es esta resolución -dijo el oficialista Jorge Corozo- para la vida jurídica, legal, histórica y, por qué no decirlo, la vida de los chimboracenses en materia turística”. “Un sitio turístico en la cual la flora y la fauna es ejemplo de identidad”, cantó contra todo sentido de la concordancia Jaime Olivo (Pachakutik): “Valeroso ícono de la lucha que surgió desde los años que han pasado”. Y concluyó: “Y qué decir, ya estaremos a servirnos la fritada de la provincia de Chimborazo”. No se quedó atrás el correísta Rodrigo Collahuazo: “El taita Chimborazo -dijo- tiene a su alrededor mucho cimiento, mucha historia, y que le hace más grande al Chimborazo como tal”. Perla tras perla. Simón Bolívar, Humboldt, las alpacas… Nada quedó en el tintero.

El correísta Hermuy Calle vino especialmente preparado. Habló en su calidad de doctor en física y trajo una serie de diapositivas didácticas sobre el eje de la Tierra, la forma del planeta, los solsticios y los equinoccios, con el fin de aportar “precisión científica” al debate. Refutó el punto central de la declaratoria diciendo que no resulta tan científicamente exacto aquello de que el Chimborazo es el punto del planeta más cercano al sol: no lo es en todas las épocas del año y, ciertamente, no lo es por la noche. El punto más lejano al centro de la Tierra, eso sí. A toda hora. En todo caso, Calle encontró que la resolución “amerita que unanismemos nuestro apoyo”.

Así fue. Se unanismaron todos: 98 votos a favor de 98 presentes tuvo la propuesta. Israel Cruz vivió su cuarto de hora de popularidad en el vestíbulo de entrada, estrechando manos, arengando a los chimboracenses y sacándose con ellos fotos para el Facebook. Si así sigue el año electoral en esta casa, habrá que sentarse a verlo.

Destitución, un imposible

Por la tarde arrancó (y quedó inconcluso) el segundo debate de las reformas a la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Uno de los puntos polémicos tiene que ver con la propia autodepuración de la Asamblea. Se quiere complicarla: si hasta ahora basta con el apoyo de la mitad más uno para destituir a un legislador, se propone el requisito de las dos terceras partes de los votos.