El plan de DP World, sorprende

  Actualidad

El plan de DP World, sorprende

El mar se agitó en el mundo portuario luego de conocer lo que exige la empresa DP World, que busca adjudicarse la construcción y operación del puerto de Aguas Profundas de Posorja.

El plan de DP World, sorprende

El mar se agitó en el mundo portuario luego de conocer lo que exige la empresa DP World, que busca adjudicarse la construcción y operación del puerto de Aguas Profundas de Posorja.

El grupo dubaití, en una carta enviada el 29 de enero a Jorge Vera Armijos, gerente de Autoridad Portuaria de Guayaquil (APG), pide condiciones: un nuevo canal de acceso que deberá ser usado por todas las líneas navieras, tarifas mayores que a sus competidores, límites de crecimiento para los puertos actuales en operación.

Hasta ayer, un correo electrónico enviado la semana pasada por Diario EXPRESO a Roberto Dunn, director ejecutivo del Grupo Nobis (socio de DP World), no fue contestado. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la APG tampoco dieron su versión, aunque según se conoció se habría rechazado la pretensión de cerrar parte del canal de acceso, que lleva los barcos hasta el sur de Guayaquil.

Tampoco los representantes de los puertos privados, así como de Contecon (concesionaria del puerto estatal Simón Bolívar) se han pronunciado y esperan tener acceso a la carta o conocer la decisión del Estado sobre el tema.

EXPRESO habló con expertos, pero bajo la reserva de sus nombres. Uno de ellos analizó que si se acepta la condición de no desarrollar ninguna capacidad de manejo de contenedores adicional en un radio de 200 kilómetros lineales desde Posorja (Guayaquil), Contecon, TPG, Dole, Fertisa y otros no podrán expandirse ni en muelles ni en infraestructura, como grúas, por ejemplo.

“Lo que dice DP World sobre la ‘huella existente’, implica eso; Puerto Bolívar tampoco podría expandirse”, resalta un especialista contactado.

Otra preocupación de los puertos competidores de Posorja sería la tarifa. DP World solicitó una tarifa 20 % más alta que aquella que rige para Contecon, por ejemplo.

El experto consultado añade otro elemento. El pago por usar el nuevo canal sería 12 centavos mayor a lo que se paga por el actual canal de acceso a Guayaquil, de 90 kilómetros. Es decir un 70 % más caro de lo que ahora pagan los barcos por TRB a la APG. Con esto, el costo de mover carga subiría para los principales productos de exportación: banano, cacao, camarón, pesca. Y también de los artículos y materias primas que Ecuador importa.

El Municipio de Guayaquil trabaja, justamente, en un modelo que permita concesionar el dragado del viejo canal en 11 metros en marea baja, lo que permitiría que a los muelles del sur de Guayaquil entren barcos más grandes. Este sería un tema por resolver con las condiciones que pone DP World.

La empresa de Dubái ofrece una inversión de 700 millones en dólares en sus dos primeras fases. De eso, $ 100 millones serían para una carretera nueva que planea concesionar y otros $ 100 millones invertiría en el nuevo canal de acceso, pero el Estado debería pagar 10 millones anuales por su dragado, según se pide.