Que pequenas son nuestras empresas

  Actualidad

Que pequenas son nuestras empresas

Cada año somos recordados por la revista América Economía que las empresas ecuatorianas más grandes del país son muy pequeñas en comparación con las de la misma región, y que la economía ecuatoriana tiene un mal crónico. En efecto, desde hace un cuarto de siglo, la citada publicación produce la lista de las 500 empresas más grandes de América Latina, siguiendo los pasos de otra revista estadounidense que desde 1955 hace lo mismo con empresas de su país. Las poquísimas de Ecuador que se incluyen, irónicamente son consideradas inmensas localmente, y por desgracia, ser grande, eficiente y próspero en el país, es sinónimo de explotación. Desde que se publicó el ranquin por primera vez, Ecuador ha aportado entre 3 y 4 empresas a la citada lista, es decir, posee menos de 1% del total de las empresas, en el mejor de los casos, cuando en población tiene 2.8%. Para estar dentro del promedio, sinónimo de mediocridad, debería tener casi el triple de número de empresas. Graficando lo pequeño de las empresas ecuatorianas en relación a otras: Bimbo es una corporación mejicana dedicada a la elaboración de pan; sus ventas son más de 4 veces el total de las exportaciones de banano. La más grande de nuestro país está en puesto 237, el año anterior se ubicó, 212. La fuerte caída se debió a que la economía ecuatoriana fue una de las de menor crecimiento en la región. Empresas de países con economías abiertas han sido las más beneficiadas. Entre 2007 y 2016 las corporaciones de Chile aumentaron de 55 a 68 y las del Perú de 15 a 28.

El pésimo desempeño regional de nuestras empresas no se debe a la incapacidad gerencial de los ecuatorianos que las dirigen, la causa está en el entorno en que ellas se desempeñan y en los valores de los ecuatorianos que no son orientados a la producción ni eficiencia. No hay que ser genio para conocer las debilidades, solo se debe ver los indicadores a nivel mundial, publicados anualmente haciendo referencia a la facilidad para hacer negocios, competitividad, etc.

¿Cuándo los gobiernos van a entender que no hay prosperidad sin apoyo al sector empresarial?