Una pelicula de chinos en Guayaquil

  Actualidad

Una pelicula de chinos en Guayaquil

Una coproducción. El filme se llama ‘Montevideo’, pero la historia transcurre bajo los soportales del sector de la bahía. Es una cinta que retrata la migración asiática.

El elenco chino. Posan para EXPRESO los actores. Junto a ellos, Paúl Venegas y Raúl Teba.

Hasta hace poco, Mario Zhu (35 años) ayudaba a su padre a administrar un chifa que está ubicado en los alrededores de la bahía. Casi en la misma época la máster Fu Jing (30 años) pasaba sus horas ocupada en atender su casa y en preparar sus clases de mandarín en la Escuela Superior Politécnica del Litoral.

Y aunque ambos nacieron en China y residen en el Puerto Principal, ninguno sabía de la existencia del otro.

Sin embargo, hoy por hoy, los jóvenes están próximos a embarcarse en un romance que llegará a la gran pantalla.

Paúl Venegas propició el encuentro. El cineasta ambateño, que tiene tras de sí una serie de largometrajes de ficción y documentales, decidió realizar una película sobre chinos en Guayaquil.

Una historia que se desarrollará precisamente en esa zona donde la comunidad de asiáticos residentes en esta ciudad ha instalado sus negocios, desde chifas hasta importadoras, pasando por distribuidoras de bicicletas y tiendas abiertas donde el idioma oficial es el mandarín.

Y aunque la película se llama ‘Montevideo’, el 95 % de la historia y de su grabación transcurrirá en esta urbe porteña, bajo los laberínticos soportales de los edificios ubicados en los alrededores de la bahía.

“Esos detalles arquitectónicos urbanos son muy característicos de Guayaquil y serán un ‘lait motif’ visual de la película”, estableció el cineasta.

Este cuenta que empezó a trabajar en el proyecto hace cinco años. “Así son todas las películas en este país, requieren una labor muy a largo plazo, por la necesidad de ser austeros con el presupuesto”, aseveró.

Para encontrar a los actores, el equipo de producción del largometraje se ocupó de recorrer el sector de la bahía, conocido también como el barrio chino.

La zona era vital para el filme, y no solo para capturar la travesía de los protagonistas, quienes, ya transformados en Lei y Wong (nombres de los personajes protagónicos), se conocerán en la ciudad y empezarán juntos un viaje hasta Uruguay, sino también para hablar sobre la migración de esta comunidad asiática y sus sueños y soledades.

Vanegas redactó el guion junto a Carlos Terán.

A inicios de año, los creadores empezaron a pegar invitaciones a la convocatoria para el casting en las paredes de los locales situados en el entorno de la bahía.

El equipo de producción también asistió a las fiestas del año nuevo que en febrero celebraron seis organizaciones de la colonia asiática.

Tras meses de trabajo, su búsqueda dio frutos, pues en uno de estos festejos ubicaron el rostro de la profesora de mandarín de la Espol.

Los demás actores salieron de detrás de la cocina de uno que otro chifa, de las vitrinas de un almacén de zapatos y hasta del escritorio de una importadora, como es el caso de Fu Ming Zhu, quien preside uno de los gremios locales de migrantes y que en su momento administró cinco chifas de la urbe de manera simultánea.

La grabación de la película empezará el próximo 6 de septiembre.

‘Montevideo’ se ejecutará en coproducción con realizadores ecuatorianos, colombianos y uruguayos.

Su financiamiento, señaló el director, cuenta con el apoyo del fondo de estímulo a la coproducción Ibermedia y del Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador. La grabación se llevará a cabo a lo largo de un mes.

No obstante, habrá que esperar para verla en el cine. Su estreno está fijado para septiembre del 2018.

En apenas cuatro cuadras de la bahía

El filme inicia en el puerto de Buenaventura (Colombia), donde se filman las primeras 15 escenas, y termina en Montevideo. Justo al frente del río de La Plata transcurren las últimas seis tomas. El resto, casi el 95 % de este largometraje, se desarrolla en Guayaquil, la mayor parte en apenas cuatro manzanas del conocido barrio de la bahía, donde la comunidad de asiáticos ha establecido una gran red de negocios.

En ese mundo muy guayaquileño, pero salpicado del idioma mandarín, transcurren las vivencias de los protagonistas de ‘Montevideo’, una cinta que retratará parte de las vivencias de los migrantes chinos en esta ciudad.

La filmación durará un mes, con intensas jornadas de trabajo de hasta doce horas. “Solo descansaremos un día a la semana”, dice Raúl Teba, director de casting y de actores, quien en estos días repasa las escenas con los intérpretes.