Paso firme

  Actualidad

Paso firme

En mi editorial del 29.06.2017, recalcaba que el Lcdo. Lenín Moreno debía responder por sus actos ante todos los ecuatorianos y que su gestión estaría permanentemente en la mira de todos.

Hice hincapié en su actitud decidida y gran criterio, al restituir tanto a la Policía como al Ejército Nacional el sitial que les correspondía, habiendo sido claro al decir que no intervendrá en su administración y dirección, y que tomará muy en cuenta el papel y la misión a ellos encomendada, recalcando que su seguridad estará a su cargo.

Paralelamente manifesté que se mantenía pendiente la abolición del Proyecto de Código Orgánico de Seguridad Ciudadana que crea el Servicio de Protección Pública (SPP).

Ignoro si se habrá iniciado algún trámite para la derogación del mismo, que lo consideramos vejatorio para todos nosotros, toda vez que autoriza un importantísimo dispendio de recursos que sin duda alguna, bien podrían ser utilizados al servicio de los ecuatorianos en obras y acciones que tengan un verdadero impacto social, muy lejos de que estén despilfarrados, al ser utilizados en el cuidado personal de quien no lo necesita, como el expresidente Correa, que usufructuaría de un gran equipo de seguridad pagado por nosotros y que es tanto innecesario como intolerable.

Cada agente de seguridad recibiría USD $ 7.200,00 al mes y al ser estos en número de 6 se totalizaría un valor USD $ 43.200,00 mensuales; adicionalmente, habría 2 sargentos a su servicio que ganarían USD $ 7.000,00 al mes; es decir USD $ 14.000,00 entre los 2. No contamos los adicionales.

Si sumamos 43.200 más 14.000, tenemos una cifra de USD $ 57.200, que multiplicada por 12 meses, arroja un total de USD $ 686.400,00 anuales.

¿Creen ustedes queridos compatriotas que es justo que paguemos esta astronómica cifra para cuidar a Rafael Correa, que no requiere protección, toda vez que nadie ha pensado en hacerle daño y que está en condiciones de pagarse con todo lo ganado, un equipo de guardianía para él y su familia si lo considera necesario? ¡Deroguemos el SPP, ahorremos y no dilapidemos!

Y sigo andando...