Actualidad

Las particularidades del Mundial de futbol Francia 1938

Las particularidades del Mundial de fútbol Francia 1938

La decisión de la FIFA era la alternabilidad de las sedes de los mundiales entre Europa y América. El primer mundial se jugó en Uruguay en 1930, quedando campeón el equipo de casa; el segundo fue en 1934, en Italia, ganando así también los italianos.

El siguiente mundial correspondía a América, pero por presiones de tipo político y militares favorecidas por Alemania e Italia, la sede le fue concedida a Francia, lo cual obligó a la no participación de Argentina, Perú y México, reclamando lo decidido por la FIFA. Solamente asistió Brasil.

Estaba definida la regla de que el último campeón, y el dueño de casa, estaban automáticamente clasificados; a este mundial asistieron 26 naciones. Las ciudades sedes del evento fueron: París, Marsella y Burdeos. España no asistió por encontrarse en plena guerra civil y Austria por problemas políticos.

Este mundial se caracterizó por la excesiva violencia durante los juegos, tomándose como ejemplo el partido entre Brasil y Checoslovaquia, que fue tan violento que terminó con solo 17 jugadores en la cancha, los restantes terminaron en clínicas de la ciudad, llevándose la victoria los cariocas.

Brasil, que tuvo una regular actuación con su estrella Leonidas, tenía como técnico a un abogado cuyo apellido era ‘Pimienta’; el “DT” trató de guardar a sus mejores jugadores para el partido de semifinales con Italia, y lo perdió; Leonidas, apodado el ‘Diamante Negro’, fue el goleador del torneo, inclusive anotando cuatro goles frente a la selección de Polonia.

La final de este mundial fue entre Italia y Hungría, el entrenador italiano Vittorio Pozzo se llevó la victoria para darle un “gustazo” al ‘Duce’ Benito Mussolini, a pocos meses de iniciarse la Segunda Guerra Mundial.