El paro indígena diluye la esperanza de la anhelada recuperación económica

  Actualidad

El paro indígena diluye la esperanza de la anhelada recuperación económica

Gremios piden al Gobierno que militarice los corredores logísticos para reanudar las actividades comerciales en vías cerradas

WhatsApp Image 2022-06-15 at 12.53.08 PM
Ambato. Productores rematan sus cosechas ante la paralización que impide movilizar los cargamentos.Yadira Illescas

Parabrisas trizados, llantas pinchadas, conductores golpeados, candados rotos, puertas de fincas violentadas, personas que caminan para llegar a sus trabajos, pequeños productores que han tenido que rematar sus frutas, entre otros destrozos y problemas de movilidad se suman a diario en diferentes provincias del país, en medio de las jornadas de protesta desde el lunes pasado, cuando se inició la movilización convocada por la dirigencia de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

WhatsApp Image 2022-06-15 at 10.47.21 AM

La calma vuelve a Guayaquil, pero con recelo tras un día de los intentos de saqueo

Leer más

Desde ese día, las actividades regulares se trastocaron y el sector productivo del país lo ha evidenciado en mayor medida, porque diferentes gremios han registrado incursiones violentas a sus fincas o instalaciones, o la suspensión parcial o total de las actividades.

Milton, un productor de brócoli de Cotopaxi, que prefiere no mencionar su apellido y que ha perdido 20 toneladas de ese vegetal en los tres días de paro, cuenta que no ha podido llevar su carga a la planta procesadora, ante los cierres con rocas, tierra, ramas y llantas que han colocado miembros de comunidades que apoyan la paralización. Esa pérdida asciende a $ 5 mil, que salen del capital del productor agrícola.

“La producción de esta semana va a ser perdida. Yo estoy ahora cosechando a escondidas porque si nos ven cosechar, se meten los indígenas e impiden trabajar”, añade con un tono de desesperación, ya que, explica, el brócoli es muy delicado y se lo debe cosechar en el tiempo justo para que sirva para la exportación.

Diario EXPRESO solicitó una versión a uno de los comunicadores de la Conaie para consultar la posición de la organización frente a los hechos que denuncian productores agrícolas, pero no hubo respuesta.

En Cotopaxi también está situada la planta de Provefrut, desde donde se despachaban catorce contenedores de ese vegetal congelado a diario, para ser enviado al extranjero. Desde el lunes no han podido enviar alguno, lamenta Fernanda Pólit, gerente general de esa compañía agrícola.

“No se puede operar al 100 %. El día lunes llegaron violentamente a la planta para dañar las cámaras de seguridad, la puerta, a bajar las llantas de los camiones, de los buses que estaban afuera, poniendo en riesgo a nuestro personal”, relata la directiva de la empresa privada, que pierde unos $ 200 mil diarios por la paralización de esas instalaciones.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), Felipe Ribadeneira, indica que los sectores del brócoli, flores y madera son los más afectados por los bloqueos. Se trata de productos que en su conjunto representaron $ 1.400 millones de ingresos para el país el año anterior.

“Más de 150 mil familias dependen de estos sectores a nivel nacional. Y las producciones de estos productos que tienen ciclos de cosechas, no pueden detenerse por las bullas. Entonces no puedo decir ‘cosecho mañana’ porque se cambian los procesos productivos y se pierde la calidad del producto”, sostiene Ribadeneira, quien cita un análisis que elaboraron sobre el monto de las afectaciones de los productos de exportación, cuya cadena de producción y exportación se encuentra en la zona de influencia de los incidentes.

“Un día de paralización es equivalente a dejar de exportar $ 3,26 millones. Y teniendo en cuenta que la mayor parte de esta producción es perecible, es difícil aplazar su exportación. Por ello, en la medida en que el mercado interno no absorba esta oferta, la producción actual será perdida”, se detalla. Por ejemplo, el sector florícola pierde $ 2,3 millones; madera, $ 525 mil; brócoli, $ 385 mil; y granadilla, $ 14 mil.

El sector bananero también reporta problemas para exportar su producción. Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), denuncia que no han podido trasladar a los puertos unos 100 contenedores, cuyo valor total es de $ 1 millón. “Hasta ayer (martes) no teníamos problemas. Ya nos reportan grandes problemas en la zona de La Maná, Valencia, parte de Quevedo, Los Ríos, donde ya se ven cierres de carreteras, donde no se puede transportar cartón, la fruta hacia los puertos”, informa el dirigente gremial, quien pide al Gobierno que militarice los corredores logísticos para reanudar las actividades comerciales.

Paro indigena (8349704)

Gremios productivos advierten con denunciar a quienes dañen sus instalaciones, durante la movilización indígena

Leer más

La paralización también ha modificado el flujo de las ventas llanas en el mercado nacional. El Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) estima que las pérdidas en ese rubro por los tres días del paro bordearían los $ 30 millones. Esas ventas ‘caídas’ afectan con mayor fuerza a los pequeños productores o comerciantes que viven del día a día, o a los vendedores que laboran de manera informal en las ciudades más distantes de la capital, donde se ha experimentado una reducción del movimiento en las zonas comerciales.