Pagar o hacer labor social, la opcion de libadores

  Actualidad

Pagar o hacer labor social, la opcion de libadores

Libar es prohibido y, en un intento por poner orden en este tema -por seguridad de la ciudadanía y el bien del turismo- las multas son la fórmula para que aprendan.

Control. A los conductores también se les midió el nivel de alcohol.

Quien bebe licor en las calles de Cuenca sabe a lo que se expone. Libar es prohibido y, en un intento por poner orden en este tema -por seguridad de la ciudadanía y el bien del turismo- las multas son la fórmula para que aprendan.

Eso es lo que este fin de semana recibieron tres ciudadanos, quienes deberán cancelar una multa de 187,50 dólares (50 % de un salario básico) tras haber sido hallados libando en la vía pública. Fue durante un operativo interinstitucional que se montó durante el fin de semana en Cuenca.

Pero en caso de no disponer de los recursos económicos, los libadores callejeros que fueron citados podrán cumplir labores sociales y comunitarias de acuerdo a la Ordenanza en vigencia desde el 2014 y sanciona a quienes liben o vendan licor en la vía pública. Esta es una manera de ofrecer una lección a quienes infringen las normas establecidas en beneficio de la ciudad.

En el operativo participaron la Guardia Ciudadana, agentes civiles de Tránsito, Policía y el comisario de la Intendencia.

En la parte de tránsito, los agentes civiles de Tránsito detuvieron a 9 conductores por manejar en estado alcohólico; ellos deberán cancelar una multa de 375 dólares (un salario básico), cinco puntos en la licencia de conducir y una prisión que va desde 5 a 15 días, según el grado de alcohol en la sangre determinado por el examen de alcoholemia. JMJ