Valor de los padres y de la familia

  Actualidad

Valor de los padres y de la familia

En los últimos días la familia y especialmente los padres han tenido un rol fundamental: han sido actores y protagonistas de acciones y movilizaciones que tienen que ver con el presente y el futuro social. El primero, con respecto a los casos abominables de maestros sin principios éticos, ni morales, que en lugar de educar con honestidad y decencia hicieron todo lo contrario. Realizaron hechos de agresión sexual que han merecido la censura y sanción de toda la sociedad: acosaron, sedujeron y violaron a niños en los establecimientos escolares.

Es un hecho terrible y como dijo una maestra, “asquea que al interior de las escuelas haya profesores que realicen este tipo de agresiones contra niños y adolescentes”. Y es justamente esa palabra, asquea, la precisa para designar un accionar tan abominable. Incluso, los hechos se dieron con el silencio cómplice de la directora del plantel, cuanto de las autoridades que debieron atender la denuncia, investigar y sancionar a los culpables. No se hizo esto. Fue por la movilización, acción y protesta de madres y padres de familia que se conoció el caso, el cual ya habían denunciado a las autoridades de la escuela y a los de la respectiva zona. Sin embargo, estos no hicieron nada, y es eso lo que llama la atención. Es por ello que el ministro de Educación acepta que “hubo omisión y negligencia de las autoridades escolares”. Y expresó: “la ciudadanía debe tener la seguridad de que no habrá espíritu de cuerpo, se sancionará a los responsables”. Además calificó este accionar como abominable. Pero, si los padres no hubieran denunciado, si las madres no recurrían a los medios de comunicación, este censurable hecho estaría aún en las sombras.

El otro aspecto en el que hay que destacar el rol de los padres y de la familia es la acción que realizaron el día sábado 14 de octubre, para protestar y rechazar un proyecto de ley que intenta introducir una supuesta “ideología de género”, que incluso pretenden implementarla en el currículo escolar.

Estos actos dicen que los padres y las familias, pese a las tecnologías y los vientos modernos, siguen siendo un eje y pilar fundamental, tanto de la sociedad cuanto de la preservación de los valores éticos y morales de la colectividad. Además, expresan que la prensa, cuando actúa con libertad y sin mordazas ni amenazas, puede contribuir a que salgan a la luz hechos como el de la violación de niños escolares.