Actualidad

Octubre, mes del fin de la independencia

El mes en que Guayaquil celebra su libertad fue, en 2016, el que más parejas eligieron para casarse.

Ceremonia. A inicios de octubre hubo una boda colectiva en la Noria.

Mientras la ciudad celebra en octubre un aniversario más de su independencia, cientos de parejas de guayaquileños eligen este mes para renunciar a ella. O al menos, a su soltería.

En 2016, octubre fue el mes que registró la más alta cantidad de matrimonios en Guayaquil, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), basadas en los reportes anuales del Registro Civil Nacional y de la Corporación Registro Civil municipal.

A nivel de país, como publicara EXPRESO en julio pasado, el mes con más matrimonios es diciembre (No. No es febrero, el llamado ‘mes del amor’).

Las bodas aumentan en el último trimestre del año, por lo que octubre, noviembre y diciembre suelen tener las cifras más altas. Pero, como ya se indicó, en Guayaquil el año pasado ganó octubre.

A Sofía Cruz, jefa del área de Matrimonios de la Corporación Registro Civil municipal, le causa gracia la coincidencia.

De lo que ha observado, las razones de ello son más prácticas que patrióticas. Por lo general, en esta época del año las empresas hacen actualización de sus nóminas de personal y de las cargas familiares. Eso motiva a muchos empleados a formalizar sus compromisos.

También en esta época suelen realizarse los sorteos de los jóvenes próximos a graduarse de profesionales, a cumplir el año de servicio rural. Y ahora, a quienes están casados no los envían tan lejos para no afectar el núcleo familiar. Cita, por ejemplo, a los futuros médicos.

Finalmente, recuerda que los fines de año son días de reencuentro familiar y que muchos migrantes vuelven para pasar las fiestas en la ciudad. Entonces, los novios fijan su boda eclesial en diciembre para aprovechar la presencia de toda la familia, pero adelantan uno o dos meses la parte civil.

La Vicaría General de la Arquidiócesis confirma que en el último trimestre hay más bodas y coincide en señalar como principal motivo el que las parejas quieran aprovechar el reencuentro familiar.

Pero acota que también hay una tendencia a la baja de ceremonias eclesiáticas: 22 % menos entre 2010 y 2016. ¿La razón? “Cada vez hay menos práctica de vida religiosa”.

Los novios, en tanto, aluden motivos particulares -incluso, la falta de ellos-, para haber elegido octubre para casarse.

“Nos casamos en este mes porque recién terminamos el trámite”, dijeron Byron Chávez y Nancy Viracocha, el jueves.

Aunque también es posible hallar a parejas como Fernando González y Dayse Ramos, quienes hace 38 años eligieron no solo el mes, sino el mismo 9 de octubre para casarse.

“Es una fecha muy memorable para los guayaquileños”, destaca González. Y agrega que ese es también el día del cumpleaños de su esposa.