Por ocho horas el cacique Guayas impero en el paisaje

  Actualidad

Por ocho horas el cacique Guayas impero en el paisaje

La grúa. Con una grúa fue levantado el monumento a Guayas, de 23 toneladas.

El reposo del cacique Guayas fue interrumpido ayer por ocho horas. A las 11:15 una grúa de 100 toneladas levantó del suelo la escultura de bronce (23 toneladas).

A las 20:00 estaba previsto que el mismo equipo vuelva a depositar el monumento sobre el suelo de la plazoleta situada en los bajos del paso a desnivel que conecta las avenidas Pedro Menéndez Gilbert con la Benjamín Rosales, en el norte de la ciudad.

Guayas fue izado, momentáneamente, para que la ciudadanía vea la real magnitud de la escultura.

Mide 17 metros. Aún no tiene en la mano su lanza, que le dará 5 metros más de estatura. Es la más grande de las tres esculturas que componen el conjunto monumental, también integrado por la princesa Kil con su bebé en brazos (14,70 metros de altura y 22 toneladas) y el jaguar (5,30 metros de alto y 12 toneladas).

“Las tres figuras que constituyen el monumento a nuestros orígenes, a nuestros ancestros, al orgullo de la raza huancavilca, están terminadas y en Guayaquil”, dijo ayer el alcalde Jaime Nebot, complacido al ver al cacique de pie y a las otras dos figuras de bronce en el mismo sitio.

Entre los funcionarios municipales y demás involucrados con este proyecto que acudieron como espectadores, resaltó el más entusiasta: Édgar Cevallos, escultor nacido en Tulcán, quien es el autor de la obra. Trabajó las piezas en la capital y en Otavalo.

“La idea del alcalde Nebot es afianzar la identidad de la ciudad, de su gente, de los ecuatorianos con su historia y sus más míticas tradiciones. Ya está plasmada esa idea, ya estamos en el proceso final”, manifestó el artista a EXPRESO, orgulloso por el resultado final.

Cevallos manifestó a este Diario que aprovecharon que el cacique de bronce estaba izado para “hacer correcciones de suelda en la piel e ir tapando los vacíos que quedan de la unión de las piezas”.

Para ello el personal a su cargo utilizó una pluma para subir y bajar de la figura.

Cuando fue levantada la pieza, de estos vacíos que mencionó el escultor salieron pequeños chorros de agua, acumulada durante las lluvias. Pero todo por dentro de la figura ya está listo, aseguró Cevallos.

Hace dos días el artista anticipó a EXPRESO que el conjunto escultórico estará listo la segunda semana de abril.

Nebot, por su parte, reiteró ayer que una vez que se ponga la plataforma antisísmica sobre la silla manteño-huancavilca (de resinas y marmolina), que es la base, en unos días más se izarán los tres monumentos.

Añadió que estos trabajos estarán terminados a finales de abril. Después harán retoques, limpieza, pulimentos, etc. e instalarán la iluminación de la plazoleta. “Va (el conjunto escultórico) a estar antes de julio listo, pero de repente lo inauguramos el 1 de julio como un homenaje a la Fundación de Guayaquil”, anticipó el alcalde.

Indicó que Guayas y Kil es uno de los monumentos incluidos en el plan municipal para conmemorar el bicentenario de la Independencia, el 9 de octubre de 2020.