Actualidad

El objetivo: mantener en 60 dolares el barril

El recorte le ha significado a Ecuador 1.120 millones de dólares. El dilema es qué pasará después de las cuotas.

Así cerró.  El West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos y de referencia para Ecuador avanzó el 1,67 por ciento, esto es 58,36 dólares el barril.

El afán de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de subir el precio del barril esconde secretos que llevan a pensar sobre si será tan afectivo el recorte en los años que vienen.

Por ahora está claro que es factible mantener en 60 dólares la cesta, pero ¿qué pasará cuando Arabia Saudí lance a la Bolsa a la mayor petrolera del mundo o cuando los demás países desesperados por obtener mayores ingresos aumenten su producción?

Hacía dos años que los precios del crudo no estaban tan altos y es la principal consecuencia de un acuerdo de reducción de producción de crudo, del que se cumple casi un año.

Once meses en los que Ecuador, que recordó apenas 7 mil de los 26 mil barriles que le tocaban, ha recibido 1.000 millones más en ingresos (29 % más según el Banco Central).

“El acuerdo ayuda a mantener el precio; pero qué pasará cuando esa producción regrese”, señala el analista José Orellana.

Los saudíes no solo lideran el cartel sino que asumieron el mayor sacrificio con una reducción inicial prevista de 486.000 barriles al día y que ha llegado a los 544.000. Y es lógico: espera que en la segunda mitad del próximo año salga a bolsa parte de Saudi Aramco, la compañía energética más grande del mundo. Y, claro, no podía salir con un valor tan bajo.

Venezuela y México han colaborado más de lo esperado. Los venezolanos tenían fijada una rebaja de 95.000 barriles al día pero según los datos de la OPEP rebajó 200.000. Un precio bajo hubiese significado un colapso mayor del país.

México, que según el acuerdo debía reducir 100.000 barriles al día, ha rebajado por encima de los 200.000. En parte la causa es el agotamiento de los pozos y la falta de reinversión por la caída de los precios.

La reforma petrolera (para modernizar la industria) aún está en una etapa que no implica producción de nuevos barriles. Es decir, igual los mexicanos no podrían producir más.

Ecuador es un productor marginal dentro del mundo, pero los ingresos estatales para inversión dependen del petróleo; de marzo a septiembre la producción ha ido cayendo por lo que el precio ha sido más relevante aún.