Actualidad

El nuevo bloque provocara cambios en la Asamblea

Los partidos de oposición en la Asamblea empiezan a delinear posibles escenarios en los que se movería el Legislativo cuando se concrete lo que parece inminente: la ruptura definitiva del bloque de Alianza PAIS.

Reunión. El buró de PAIS se reunió ayer con un grupo de asambleístas para “analizar” el momento político.

Una reconfiguración es posible. Los partidos de oposición en la Asamblea empiezan a delinear posibles escenarios en los que se movería el Legislativo cuando se concrete lo que parece inminente: la ruptura definitiva del bloque de Alianza PAIS.

Por ahora, se anuncia que son, al menos, 40 los asambleístas oficialistas que formarían un ‘sub bloque’ para respaldar, sin condiciones, las siete preguntas de la consulta popular que fue planteada por el presidente Lenín Moreno, a inicios de este mes.

En la oposición dicen, sin embargo, que no se debe limitar esta separación del ala más radical de PAIS al apoyo de la consulta. Ellos ven esta ruptura, más bien, como una puerta para lograr acuerdos legislativos y replantear los actuales liderazgos en la Asamblea.

Fabricio Villamar, asambleísta del movimiento CREO, dice que el nuevo escenario abre una posibilidad para que la oposición empiece a dialogar con el Gobierno, pero cree que se deben cumplir, al menos, dos condiciones.

La primera, que se cambie a los interlocutores que PAIS tiene ahora para tratar con la oposición. “Parte de la responsabilidad de los asambleístas del nuevo bloque será sustituir a ese Consejo de Administración Legislativa (CAL) para tener un espacio sin conflictos en el que se generen leyes y acuerdos”, dijo ayer.

De las 13 comisiones que tiene la Asamblea, 12 están bajo el control de PAIS. Fuera de micrófonos, algunos asambleístas de oposición piensan que esta también podría ser una oportunidad para reconfigurar estas representaciones y suplantar a los ‘radicales’ que, según ellos, se oponen a la fiscalización del gobierno pasado.

Wilma Andrade, de la Izquierda Democrática, también es partidaria de hacer cambios, previo a un análisis. “Hay que tener claro quiénes se mantienen en una actitud negativa frente a la fiscalización y obstaculizan el trabajo de luchar contra la corrupción. A partir de eso, podemos repensar en la composición de la Asamblea”, dijo a EXPRESO.

En el naciente sub bloque de PAIS la prioridad, por ahora, es otra. En los pasillos de la Asamblea todavía se especulaba con los nombres de quiénes se unirían al pedido de juicio político en contra del vicepresidente Jorge Glas, promovido por la oposición.

La semana pasada, la oficialista Marcia Arregui fue la primera en firmar el documento. Ayer, Daniel Mendoza dijo a este Diario que lo ideal sería que el pedido de juicio sea una iniciativa de PAIS, pero que este “no es el momento de egoísmo partidistas”.

Según la oposición, serían cinco las firmas del oficialismo que se unirán al pedido de juicio político que se hará oficial después del feriado.