La negociacion tiene peros de lado y lado

  Actualidad

La negociacion tiene peros de lado y lado

Gobierno y manifestantes plantean escenarios para terminar una semana llena de violencia aunque desde el oficialismo se siente más optimismo.

Tregua. La policía nacional permitió que los indígenas avancen pacíficamente al Centro Histórico.

El acuerdo ya es parte del discurso pero aún no se concreta. Gobierno y manifestantes plantean escenarios para terminar una semana llena de violencia aunque desde el oficialismo se siente más optimismo. Las autoridades mostraron, ayer, incentivos y beneficios para el sector rural aunque del otro lado el pedido principal es la suspensión de las medidas económicas planteadas por el presidente Lenín Moreno.

Los ministros y el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, dieron varias ruedas de prensa para adelantar que hay acercamientos y que la voluntad es terminar el caos. María Paula Romo, ministra de Gobierno, incluso dio declaraciones con representantes de la Policía Nacional y del Concejo Metropolitano de Quito. Para ellos, la capital volverá a la normalidad pronto. En las declaraciones no estuvieron presentes representantes de las organizaciones que llegaron a la ciudad para manifestarse.

El concejal Bernardo Abad incluso habló de limpieza del Centro Histórico y de los principales puntos de la ciudad donde hubo desmanes. En la noche, tras el toque de queda dictaminado por el presidente Moreno, saldrá maquinaria municipal para iniciar los trabajos de reparación.

El vicepresidente Sonnenholzner fue más allá. Para él, lo más difícil ya pasó y ahora empieza una etapa de diálogos mediados por organismos internacionales. Una declaración que fue desmentida por las cabezas visibles del movimiento indígena.

Jaime Vargas, presidente de Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), escuchó la rueda de prensa del segundo mandatario y respondió en las redes sociales.

“Atención. El vicepresidente de la República aseguró en cadena nacional que hay diálogos con mediados por la ONU. Conaie lo desmiente y su agenda de lucha está en las calles. El Paro no para”, aseguró en su cuenta de Twitter. El mensaje fue replicado por los canales oficiales de las organizaciones indígenas como la Conaie.

La misma postura se siente en otros colectivos. EXPRESO conversó con la presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), Rosana Palacios y ella explicó que no hay un acuerdo de finalización de las protestas porque el primer pedido que tienen las organizaciones sociales es que se suspendan las medidas económicas. Ese anuncio no se ha realizado en ninguna de las múltiples salidas de las autoridades gubernamentales frente a los medios de comunicación.

Palacios quiere, por ejemplo, que se dé por terminado el incremento de los combustibles por la eliminación del subsidio a la gasolina extra y el diésel. También pide que no se envíe el proyecto de reforma laboral y tributaria a la Asamblea Nacional.

Lo mismo pide el Frente Unitario de Trabajadores (FUT). Los líderes del colectivo aclararon que hasta no concretar la pausa en las medidas no se sentarán a buscar una solución a la conmoción nacional.

José Villavicencio, representante del Frente Unitario, señaló que han mantenido conversaciones previas con representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Iglesia católica. Ahí expresaron su deseo de la suspensión de cambios económicos.

En dicho encuentro, pese a que los dirigentes sociales lo negaron, sí estuvieron miembros del Gobierno nacional. El secretario general de la Presidencia, José Agusto Briones, y el presidente del consejo de gobierno de Galápagos, Norman Wray. La cita se dio en un complejo de empresas privadas del norte de Quito.

Briones, la noche del martes, dijo que se entablaron los primeros acercamientos aunque aún no puede hablarse de un diálogo formal. No adelantó fechas ni plazos.

Pese al cruce de versiones, hay un punto común. Manifestantes de las organizaciones sociales y de los pueblos y nacionalidades indígenas, junto con autoridades como la ministra Romo y el vicepresidente, dijeron que el primer acuerdo es que las manifestaciones se realicen de forma pacífica. Sin disturbios ni saqueos.

Tierras

El Gobierno propondrá, en un eventual diálogo, la reestructuración de deudas para las organizaciones que no están al día en el financiamiento de sus predios. Además, financiamiento y seguro agrícola así como condonar las deudas con Senagua.

Herramientas

Desarrollar kits tecnológicos, maquinaria y centros de acopio y distribución para papa, quinua, chochos, arvejas, cebada y brócoli ubicadas en Carchi, Imbabura, Cotopaxi y Azuay en cobertura para la Sierra. Se analiza los beneficios para la región Costa.

Movilidad

Los pueblos indígenas reclaman que su sistema de transporte rural sea reconocido y no perseguido. El Gobierno se compromete a tomar las acciones correspondientes para que eso se cumpla. Además, propondrán la adecuación y estabilización de 500 kilómetros de vías agrícolas.