Mundo

Terrorismo: nuevo ataque antisemita en Estados Unidos

Cinco personas fueron apuñaladas en la casa de un rabino. La policía detuvo al atacante.

Monsey
Miembros policiales resguardan la casa del rabino Rottenberg.AFP

El apuñalamiento de cinco personas en la residencia de un rabino al norte de la ciudad de Nueva York este sábado, que las autoridades describieron ayer como “terrorismo doméstico”, se suma a una oleada de ataques antisemitas esta semana en el estado neoyorquino.

ecuatoriano muerto en tiroteo estados unidos

Ecuatoriano muerto en tiroteo es considerado un héroe en Estados Unidos

Leer más

“Hay que cambiar las leyes para llamar a esto por su nombre: es terrorismo doméstico”, dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa ofrecida en Ramapo, donde tuvo lugar el suceso, una localidad que se encuentra a unos 30 kilómetros de Nueva York.

Son gente que quiere dañar en masa, generar miedo basándose en la raza, el color y el credo de la gente. Esa es la definición de terrorismo

Andrew Cuomo
​Gobernador de Nueva York 

Según el Consejo Ortodoxo de Asuntos Públicos Judíos (OJPAC), un hombre irrumpió en la casa de un rabino donde se celebraba un acto religioso por la celebración de Janucá y apuñaló a cinco personas, a una de ellas hasta seis veces.

El agresor fue identificado como Thomas Grafton por varios medios locales, que apuntan a fuentes policiales que no revelan y que señalan además que cuando fue arrestado estaba “cubierto de sangre”.

Grafton, de 37 años, fue arrestado unas dos horas después del incidente cerca de la ciudad de Nueva York gracias a que testigos de los hechos pudieron anotar la matrícula de su vehículo, tras lo cual fue acusado de intento de asesinato y robo y está previsto que hoy se presenten los cargos.

Varias personas que presenciaron los hechos afirmaron además que Grafton posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo para impedirlo.

En concreto, el suceso tuvo lugar en el barrio de Mosey, en Ramapo, donde reside una importante comunidad de judíos ortodoxos.

Esta agresión se suma a otras ocho que han tenido lugar esta semana en la ciudad de Nueva York en las que mujeres, hombres y niños judíos han sido golpeados e insultados, lo cual ha llevado al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, a reforzar la presencia policial en las zonas de la ciudad en las que se concentran los judíos.

Rockland donde está Monsey, tiene la mayor proporción de población judía que cualquier otro condado estadounidense, con 90.000 residentes.

Además, este mismo mes cinco personas fueron asesinadas en un ataque antisemita perpetrado por dos asaltantes en un supermercado kósher en Jersey City, en el vecino estado de Nueva Jersey, en el que murieron dos personas judías.

Cuomo por su parte precisó que desde el pasado 8 de diciembre se han producido en el estado de Nueva York un total de 13 ataques antisemitas, por lo que el del sábado “no es un suceso aislado”.

Afirmó asimismo que los incidentes de odio se producen en la región constantemente. “Hemos visto incidentes de odio por todo el estado contra la comunidad LGTB, los afroamericanos, los latinos... Y no solo en el estado de Nueva York, sino en toda la nación”.

“Si alguien piensa que no está pasando algo venenoso en este país, es que se está negando a aceptar (la realidad)”, agregó el político, que describió estas “acciones hostiles” como un “cáncer estadounidense”. Por ello, anunció que quiere que el estado de Nueva York sea el primero en tener leyes para luchar contra el terrorismo doméstico.

El embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, llamó a la acción por los continuados ataques sobre los judíos. “Mientras el pueblo judío celebra Janucá, seguimos sufriendo constantes ataques. Basta de hablar, es momento de hacer algo para disuadir a los que propagan este odio”, afirmó Danon en un comunicado remitido a la prensa.

La policía investiga delito de odio

La policía londinense investiga un “delito de odio” tras haber encontrado pintadas antisemitas en una sinagoga y en escaparates de tiendas en el norte de la capital británica.

En los grafitis, realizados en los barrios de Belsize Park y Hampstead, aparecía la estrella de David pintada en rojo al lado de la inscripción “9 11”, que podría referirse a la teoría conspirativa que atribuye a los judíos los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Este incidente se produce en plena celebración de la festividad judía de Janucá.