Una patrulla de Cascos Azules húngaros es atacada en el sur del Líbano

  Mundo

Una patrulla de Cascos Azules húngaros es atacada en el sur del Líbano

Asaltantes desconocidos sorprendieron a los pacificadores cuando se dirigían a tomar parte en una patrulla rutinaria en el sur del país

azule
Los soldados de la ONU enfrentan amenazas a su integridad en distintos paísesreferencial

Efectivos húngaros pertenecientes a la misión de paz de la ONU en el Líbano (FINUL) fueron atacados por asaltantes desconocidos cuando se dirigían a tomar parte en una patrulla rutinaria en el sur del país mediterráneo, informó este miércoles una portavoz de los Cascos Azules.

"Anoche, pacificadores que sirven manteniendo la seguridad y la estabilidad en el sur del Líbano fueron atacados por infractores desconocidos, sus vehículos de la ONU fueron vandalizados y materiales oficiales fueron robados", dijo en un comunicado una portavoz de la misión, Kandice Ardiel.

La fuente negó que los militares estuviesen tomando fotografías en propiedades privadas cuando tuvo lugar el asalto, como afirmaron algunos medios locales, y aseveró que se dirigían a reunirse con miembros de las Fuerzas Armadas libanesas para tomar parte en una patrulla conjunta "rutinaria".

Israel y Palestin

Israel y Palestina acuerdan más “medidas de confianza”

Leer más

Ardiel, en nombre de la misión de Naciones Unidas, denunció que este tipo de acciones "violan" las leyes locales e internacionales y llamó a las autoridades libanesas a investigar "rápida y minuciosamente" para llevar a sus autores ante la Justicia.

"La FINUL también condena a los actores que manipulan a los residentes locales para servir sus propósitos", agrega la nota sin especificar nombres, en momentos en que circulan acusaciones similares contra el grupo chií Hizbulá, dominante en la zona de operaciones de los Cascos Azules.

Este tipo de incidentes ocurren de tanto en tanto, el último de ellos a finales del pasado año contra otro grupo de soldados parte de esta misión con más de 10.000 efectivos en territorio libanés.

Con el mandato inicial de vigilar la retirada de las tropas israelíes del sur del Líbano en 1978, la misión de la ONU pasó tres décadas más tarde a centrarse en garantizar el cese de hostilidades tras la guerra de 2006 entre el Estado judío y Hizbulá, así como en apoyar a las fuerzas libanesas.