El papa ensalza "la devoción al deber" de Isabel II y reza por Carlos III

  Mundo

El papa ensalza "la devoción al deber" de Isabel II y reza por Carlos III

El heredero al trono del Reino Unido tiene la bendición del papa Francisco 

Papa Francisco
Papa Francisco.EFE

El papa Francisco lamentó hoy el fallecimiento de la reina Isabel II, a los 96 años, de la que ensalzó su "servicio incansable por el bien" de su país y su "ejemplo de devoción al deber", al tiempo que aseguró que reza por su hijo "al asumir ahora sus altas responsabilidades como rey", con el nombre de Carlos III.

f9730751db41b38f00056beccc7a002fddbbef18w

Biden transmite a Truss que sus pensamientos están con la reina Isabel II

Leer más

"Profundamente entristecido por la noticia del fallecimiento de Su Majestad la Reina Isabel II, ofrezco mis más sentidas condolencias a Su Majestad, a los miembros de la Familia Real, al pueblo del Reino Unido y de la Commonwealth", indicó el pontífice en un telegrama dirigido al nuevo soberano.

"Me uno de buen grado a todos los que lloran su pérdida para rezar por el eterno descanso de la difunta Reina y para rendir homenaje a su vida de servicio incansable al bien de la Nación y de la Commonwealth, a su ejemplo de devoción al deber, su firme testimonio de fe en Jesucristo y su firme esperanza en sus promesas", añadió.

En el mensaje, en inglés, Francisco envió también sus mejores deseos al nuevo rey.

"Encomendando su noble alma a la bondad misericordiosa de nuestro Padre Celestial, aseguro a Su Majestad mis oraciones para que Dios Todopoderoso le sostenga con su gracia infalible al asumir ahora sus altas responsabilidades como Rey".

Carlos

Carlos, el heredero desde los 3 años de edad

Leer más

Y concluyó: "Sobre usted y todos los que aprecian la memoria de su difunta madre, invoco una abundancia de bendiciones divinas como prenda de consuelo y fuerza en el Señor".

La reina Isabel II ha muerto a los 96 años en el castillo escocés de Balmoral, anunció este jueves el Palacio de Buckingham.

El príncipe Carlos ya es el nuevo rey y permanecerá en el castillo de Balmoral junto a su esposa, la reina consorte Camila, hasta regresar mañana a Londres.