Bolivia: Padres marchan y exigen internet y computadoras para las clases virtuales de sus hijos

  Mundo

Bolivia: Padres marchan y exigen internet y computadoras para las clases virtuales de sus hijos

Luego de reuniones fallidas con las autoridades del Gobierno, los jefes de hogares decidieron salir a protestar por sus demandas

bolivia
La protesta en la ciudad de el Alto, incluyó pedidos como la contratación de más maestros y mejoras en las escuelas EFE

Con el propósito de exigir internet gratuito y computadoras para los jóvenes, una multitud de padres de familia se movilizaron este lunes desde la ciudad de El Alto, una de las más pobladas de Bolivia, hacia La Paz para que la demanda se escuchada por el gobierno del presidente Luis Arce.

La idea de la petición es que los estudiantes puedan ver y pasar sus clases de manera virtual.

Una serie de demandas

La masiva marcha partió desde la ciudad de El Alto hacia el Ministerio de Educación de la capital del altiplano. Entre las solicitudes está específicamente otorgar una computadora portátil a cada estudiante para que pueda acceder a las aulas virtuales como también internet gratuito para todos los estudiantes de esa ciudad. Asimismo, exigen la creación de mayores ítems para que las escuelas cuenten con más maestros, el mejoramiento de las infraestructuras escolares y la construcción de baños en los colegios, entre otras demandas.

Algunos carteles que poseían los manifestantes decían “queremos internet gratuito” o “si es educación gratuita también el internet debe ser gratuito” mostrando su  “indignación”.

Colombia

Activistas piden "que pare la masacre" ante la embajada colombiana en Bolivia

Leer más

“Lamentamos que más de 70.000 estudiantes no tengan acceso a la señal de internet ni otro medio”, manifestó el coordinador de Juntas Escolares, Rudy Yampa. El dirigente indicó que al menos unas cuatro veces se reunieron con ministros del Gobierno de Arce para llegar a un acuerdo, pero por la “tozudez” de esas autoridades no se logró ningún avance en las reuniones, por lo que decidieron salir a las calles y protestar.